A los 72 años falleció Mariela Muñoz, la primera trans en recibir un DNI por parte del Estado argentino.

La historia de Mariela Muñoz salió a la luz en Diciembre de 1993 cuando el Juez de Menores de Quilmes, Pedro Entío, decidió anular las partidas de nacimiento de los dos mellizos y la nena que ella criaba desde su nacimiento y que había anotado como propios. Lo que siguió fueron meses en prisión, y una larga recorrida por los medios y juzgados con el único objetivo de lograr un régimen de visitas que le permitiera ver a quienes ella aun hoy considera sus hijos.

En 1997 Muñoz consiguió, en un caso sin precedentes, la identidad femenina luego de que las pericias psicológicas demostraran que su sexo psicológico era femenino desde la infancia y anterior a la intervención quirúrgica que se realizara en Chile en 1981. Durante su vida crió a 17 hijos, que le dieron más de 30 nietos y bisnietos.

El logro no fue sólo a nivel personal, sino que posibilitó un debate más serio y profundo sobre derechos de los homosexuales, travestis y transexuales de forma seria, con el apoyo y reconocimiento de estos por parte de los comunicadores y la opinión pública.
Su historia fue incluso llevada al teatro en Suiza –llamada ¿Qué pasó con Daniela Duñoz?- dirigida por el realizador argentino Marcelo Díaz.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.