La cadena de supermercados La Anónima, ya lleva 85 despidos en la provincia de Tierra del Fuego.

En Tierra del Fuego la firma propietaria de supermercados La Anónima realizó 38 despidos en las últimas horas entre las sucursales de Río Grande y Ushuaia, según confirmó el secretario Adjunto del Centro Empleados de Comercio de Río Grande, Daniel Rivarola.

El número más significativo de despidos en esta oportunidad se da en la ciudad de Río Grande donde contabilizan 27; mientras que en el mismo día 11 empleados en Ushuaia se quedaron sin trabajo. Sumados a los despidos anteriores suman 85 personas sin empleo en el año.

El planteo del sindicato a lo largo del año fue cuestionar el accionar de la empresa de despido por goteo, lo cual generaba el temor a la inestabilidad laboral permanente del resto de los trabajadores.

“Cuando hablábamos de los despidos por goteo planteamos con los delegados y la gente que analicen cuál era el número final y lo hagan de una vez para que la gente que queda trabajando deje de ser perseguida con la amenaza del despido, con estos 27 no se toca a mas nadie”, afirmó Rivarola.

El dirigente y legislador electo sostuvo que “durante esta jornada tuvimos despidos en el Supermercado La Anónima, hemos sufrido 27 bajas entre las cuatro sucursales de Río Grande, y tenemos conocimiento de otras 11 en Ushuaia”.

“En virtud de esto el tema que se viene planteando desde hace un tiempo sobre el despido por goteo que viene haciendo la empresa en su necesidad de achique laboral, hace varios días planteamos la necesidad de que la empresa planteara su necesidad física y real con respecto al plantel de trabajadores, porque esto de despedir uno, dos o tres por semana estaba instaurando una inseguridad absoluta”, explicó.

El gremialista manifestó, en este orden, que “tuvimos charlas con la gerencia regional de la empresa, les dijimos que necesitábamos que pongan un número, el número que en realidad querían de una sola vez para que el resto de los trabajadores no esté con esta incertidumbre”.

“Nos notificaron ayer de la decisión final de 27 bajas acá, las cuales a partir de la notificación de estas 27 no habría ningún despido más en lo que queda del año y, obviamente, esto depende de la estabilidad económica que tenga la provincia”, añadió.

Rivarola consideró que “no creo que si esto sigue en la debacle que sigue la situación vaya a cambiar, pero sí le podemos llevar tranquilidad a los 220 trabajadores que quedaron en Río Grande de que con estos 27 telegramas no avanzarían más”.

Por otro lado indicó que “ahora estamos con los 27 compañeros en lo que es el cobro de las indemnizaciones, estaríamos organizando algunos reclamos individuales con respecto al bono de fin de año de aquellos trabajadores despedidos”.

“En Río Grande se han perdido en el año 52 puestos de trabajo, de los cuales 5 son acuerdos de parte, todos los cuales no van a ser reemplazados. Calculamos que entre las dos ciudades llevamos 85 trabajadores menos y entre Chubut y Santa Cruz tienen otros 200 empleos menos por los despidos”, sumó.

Respecto a las indemnizaciones señaló que “en los casos de despidos que se dieron hasta ahora a las 48 horas habían recibido el total de la indemnización, algunos un poco más, hay que ver hasta dónde no les tiembla el pulso que un compañero de 20 años de trabajo recibió una indemnización de 2 millones de pesos y las van a depositar como si nada”.

Finalmente se refirió a la situación general del comercio en la ciudad y dijo que “llevamos alrededor de los 200 puestos de trabajo perdidos en Río Grande en el sector comercial, contabilizando todos los comercios, grandes y chicos”.

“Al margen de este supermercado, tuvimos dos despidos en una sodería el viernes y dos despidos más en mercados de barrio; la situación sigue avanzando lamentablemente hacia lo que es la desocupación”, cerró.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.