El Ministro Jefe de Gabinete de la provincia espera una compensación o una marcha atrás de las medidas del Gobierno nacional que impusieron un profundo recorte a la coparticipación de las provincias, sin ningún beneficio en el caso de Tierra del Fuego. Ni el IVA cero para los alimentos tiene impacto en los consumidores fueguinos, tampoco la suba del piso de Ganancias, y se suma el ‘barril Macri’, que congela el precio de combustibles y, en consecuencia, los ingresos por regalías. Como mínimo se estiman 450 millones menos que va a percibir Tierra del Fuego en los cuatro meses que restan del año. Se apuesta a un cambio de postura por la presión de los gobernadores y, de no lograrse, peligra el pago de sueldos. “Más no nos pueden seguir quitando”, expresó Gorbacz, luego de los recortes que ya se vienen sucediendo en programas nacionales y fondos para obras.

El ministro jefe de gabinete Leonardo Gorbacz es refirió a la reunión que mantendrán en Buenos Aires los gobernadores y los ministros de economía de las provincias, para revertir las medidas de Macri que impusieron profundos recortes a la coparticipación federal.

El ministro jefe de gabinete Leonardo Gorbacz fue consultado por Radio Fueguina sobre la reunión que mantendrán en Buenos Aires los gobernadores y los ministros de economía de las provincias, para revertir las medidas de Macri que impusieron profundos recortes a la coparticipación federal.

La semana pasada, con el anuncio de la suba del piso de Ganancia, se había estimado en 150 millones la merma en la recaudación, pero el IVA cero para alimentos dispuesto horas después duplica la suma, y se agrega el llamado “barril Macri”, con el congelamiento de combustibles. 

En menos de una semana en la que se dispararon todos los costos, los recortes para Tierra del Fuego treparon a 450 millones de pesos como mínimo, de acá a fin de año. La última noticia del congelamiento de combustibles, “para la provincia significa el congelamiento de las regalías, por no poder cobrar la diferencia del precio del dólar”, dijo Gorbacz.

Desglosado ese total de 450 millones, “nosotros calculamos 150 millones menos por IVA, 150 millones menos por Ganancias y más de 100 millones por la diferencia del dólar respecto de las regalías. Es muy complicado, porque es una cifra muy alta para soportarla en cuatro meses. No hablamos de una cifra que se reparte en todo el año, sino que es el cálculo de lo que perdemos de acá a fin de año”, remarcó.

“Esta situación es muy complicada, porque además ninguna de esas medidas nos favorece por ningún lado. Hay otras provincias que por ahí pierden de recaudar pero se benefician con alguna de las medidas de IVA o Ganancias, pero no es así en Tierra del Fuego. Tampoco llegan los beneficios de los dos mil pesos que se dejan de aportar a ANSES porque tenemos la caja propia. Realmente la situación es muy delicada y por eso están hablando los gobernadores y los ministros de economía, que ya se han reunido para hacer un primer análisis. Esta semana se volverán a reunir y esperamos hacer un planteo conjunto para modificar esta decisión nacional, o que en todo caso el gobierno nacional pueda financiar este tipo de medidas o equilibrarlas con otro tipo de fondos”, informó.

Aclaró que los 450 millones que se pierden no tienen afectación específica y tienen impacto sobre los gastos corrientes. “Es el sueldo el que se ve afectado. Son fondos que van siempre a la cuenta general de gobierno y son utilizados para el pago de sueldos. No tienen afectación específica como los fondos de la soja que teníamos y estamos reclamando por la vía judicial. Esto ya afecta los compromisos básicos, como es el pago de sueldos de la administración pública. Además afecta la coparticipación a los municipios, que se desprende de esos mismos fondos”, advirtió. 

Santa Cruz y Chubut ya adelantaron que no van a poder pagar la totalidad de los sueldos si les recortan estos fondos, y lo mismo pasaría en Tierra del Fuego. “En la provincia estamos preocupados porque es una cifra muy importante y Tierra del Fuego ya venía con un esquema bastante apretado como para poder cumplir con sus obligaciones. Lo venimos haciendo con mucho esfuerzo y esta merma de recursos no nos deja en una situación fácil para poder cumplir con los sueldos. De ninguna manera podemos tener la seguridad de poder cumplir si estas decisiones se mantienen tal como fueron anunciadas”, alertó el funcionario.

“Confiamos en que la pelea que vamos a dar con los gobernadores pueda modificar estas decisiones, de lo contrario va a ser muy complicado”, confirmó.

Ni hablar de aumento

Respecto de la decisión de los gremios estatales de profundizar los reclamos de recomposición salarial, con las medidas del presidente no solo será imposible mejorar los ingresos para compensar en parte el efecto de la corrida cambiaria en los precios, sino que se pone en riesgo el pago de los sueldos tal como están ahora. Sobre este punto el funcionario consideró que “es un reclamo lógico, porque hay una inflación que ya viene de arrastre y que se agudizó en los últimos días. Tras cartón viene este recorte de fondos y ya no estamos en condiciones de hablar de un aumento, porque estamos analizando de qué manera vamos a cumplir con los sueldos que tenemos comprometidos a los valores actuales”, dijo. 

“Va a ser importante el reclamo de los gobernadores y esperamos que se entienda que la provincia ha hecho un esfuerzo por administrar sus recursos como corresponde, pero que de ninguna manera podemos soportar ningún recorte más. El gobierno nacional no puede a través de un simple decreto pegarle un manotazo a las cajas de las provincias”, reprochó.

“El gobierno nacional tiene que afrontar estas decisiones con sus propios recursos. A las provincias ya les quitó demasiado y nosotros nos venimos haciendo cargo permanentemente de obras cuyo financiamiento era nacional y no se está cumpliendo con la remesa de los fondos. Nos estamos haciendo cargo de la mayor cantidad de personas que se quedan sin trabajo con programas sociales que se financian con recursos propios. Nos estamos haciendo cargo de aumentar el subsidio del gas envasado para que la gente que usa garrafas pueda seguir pagando lo mismo, porque la nación congeló el valor del subsidio de la garrafa social, que era nacional; el fondo de la soja nos fue retirado y lo tuvimos que compensar con recursos propios”, enumeró de la sucesión de recortes de nación en los últimos meses.

“Permanentemente nos estamos haciendo cargo de programas obras que venían financiados con fondos nacionales. Esos fondos nacionales hoy no están, y más no nos pueden seguir quitando. Si el gobierno nacional decide tomar medidas que alientan el consumo, que no nos parece mal, como el congelamiento del combustible, tiene que compensar a las provincias por lo que dejan de recaudar”, sentenció.

Marchas y contramarchas

Se lo consultó sobre la expectativa de obtener una respuesta favorable, dado que la gestión Macri se caracterizó por avanzar y retrocederé en cuestión de horas con distintas medidas, en un ejercicio constante de ensayo y error. “Es lo que esperamos pero realmente no lo sé. 

El país está pasando por un momento muy especial y todos estamos conscientes de eso. Hay un punto de quiebre, con un presidente que todavía no ha sido electo pero tenemos casi la certeza de que lo va a ser, que es Alberto Fernández; y un presidente que se está yendo y que no está asumiendo la responsabilidad que debe tener como presidente de la nación para contener esta crisis económica y social que estamos viviendo”, dijo.

“Macri está de cara a una contienda electoral y es muy difícil estar hoy en la cabeza del presidente para saber qué está pensando o cómo va a actuar en estos meses que quedan hasta el cambio de gestión presidencial. Nosotros vamos a defender los intereses de los fueguinos y, si logramos hacerlo en conjunto con otros gobernadores, lo vamos a articular; y estamos convencidos de que también vamos a tener el acompañamiento de la gente. Tierra del Fuego acompañó la propuesta del Frente de Todos, como la enorme mayoría del país, y hoy esperamos transitar juntos estos meses y afrontar juntos las dificultades”, manifestó.

Tiempo de “parar la pelota”

En cuanto a la pausa que impuso a la campaña esta coyuntura, Gorbacz consideró que “todavía falta para la elección de octubre y venimos del trabajo de campaña de las PASO, pero claramente no estamos en un contexto que nos permita hacer una campaña electoral tradicional. Es una situación muy difícil, hay que parar un poco la pelota y no hacer lo que hizo el presidente en el acto del CCK el otro día, que fue un acto electoral disfrazado de institucional. Los discursos que se dieron ahí realmente enardecieron aún más a la gente y el clima”, criticó. 

“La situación impone parar la pelota y hacer lo que hizo Alberto Fernández, que habló con el presidente de la nación, trató de colaborar para llevar calma a la gente y a los mercados. Pero hoy hay un solo responsable de conducir los destinos del país, que es el presidente en ejercicio. Esperamos que por lo menos en esta etapa final de su mandato esté a la altura de las circunstancias”, concluyó.

Fuente: p23

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.