Se trata de la derogación de la resolución 981, que desarmaría “las posibilidades de supervivencia del sector”. Así lo expresó en un comunicado la Cámara Argentina de Distribuidores Independientes Cinematográficos (Cadicine). 

La sensible situación de todo lo que rodea al cine nacional continúa en el ojo de la tormenta, aunque una futura resolución del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) amenaza con que la situación empeore profundamente. 

En un comunicado emitido hoy la Cámara Argentina de Distribuidores Independientes Cinematográficos (Cadicine) afirma que la próxima “derogación de la resolución 981 (que apoya el trabajo de distribución de siete empresas argentinas) desarmará completamente las posibilidades de supervivencia del sector, destruyendo la diversidad cultural en cines y la creación de audiencias. Cadicine trabaja con 80 películas por año que hoy por hoy ve peligrar sus estrenos”.

La resolución 981/13 que en su momento estableció un premio económico para las empresas distribuidoras argentinas todavía no fue derogada, pero para Cadicine se trata de algo decidido y que sólo resta su publicación en el boletín oficial para su validación.

Quienes mostraron su apoyo a Cadicine fue la Asociación de Directores de Cine PCI. A propósito de esto la institución lanzó un comunicado en el que manifiestan su preocupación por la posible nueva situación que afecte al sector. “Desde PCI nos encontramos en alerta por la posible derogación de la Resolución Nº 981/2013 que establece un incentivo a las distribuidoras independientes de cine nacional, lo que provocaría el cierre de dichas distribuidoras, generando más desempleo en el sector y una angustiante situación para las películas que dejarán de contar con distribución y, por tanto, dejarán de poder verse en las salas cinematográficas”.

En tren de brindar alternativas para paliar lo que vendrá, PCI solicita que se reactiven las acciones del acuerdo entre Francia y la Argentina (destinadas  a la creación de un programa de formación de públicos y estrategias de distribución que constituyó un éxito en el país galo) y que la gestión de Ralph Haiek a cargo del Incaa incumplió y descontinuó. “Solicitamos a las autoridades que den marcha atrás con la eliminación del incentivo a la distribución de cine nacional, retomen las acciones estipuladas en el acuerdo Francia-Argentina, y se establezcan las políticas de Estado que requiere el cine argentino para mejorar las condiciones de distribución y exhibición, fin esencial que persigue el fomento a la producción para que las películas lleguen a sus públicos”, finaliza el comunicado acompañado de la firma de sus miembros.

Fuente:tiempo argentino

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.