Los efectivos de la Policía Provincial deberán dejar sus armas reglamentarias al salir de servicio, es una medida general que se busca adoptar temporalmente hasta poder realizar un análisis detallado caso a caso desde la misma institución, ante la preocupación generada por otro suicidio de un agente de 25 años, ocurrido en Ushuaia.

Río Grande.- Desde la Jefatura de la Policía provincial se emitió una resolución en la que se indica que el personal policial que salga franco de servicio deberá dejar su arma reglamentaria en la dependencia, resolución que se adoptó tras el suicidio de un uniformado. La ley 735 establece las obligaciones y derechos del personal policial. Dentro de sus obligaciones está la de portar el arma reglamentaria, además de ser un derecho reconocido por la propia legislación. El policía tiene el deber de intervenir ante un delito, preservar el orden público, cuidar la vida de las personas, y ese deber abarca las 24 horas del día.

No obstante, a raíz de esta situación surgieron  fuertes declaraciones por parte de un efectivo de la Policía que manifestó su disconformidad, indica Minuto Fueguino: “ Es una responsabilidad tener armas que no corresponden a uno mismo, cuando se es entregado bajo acta, pertenece a tu persona dejarlas en la comisaría, uno no sabe que puede llegar a pasar  primero, en segundo es una locura sacártela cuando te vas de franco porque si vos tenes intenciones de suicidarte o hacer lo que tenías pensando, lo vas hacer hasta de guardia. Ellos no están velando por la integridad del policía, si no por su integridad para que no haya más suicidios en la fuerza con el arma reglamentaria. Del área de bienestar no se está haciendo nada al respecto”.

En tanto, entre los cuestionamientos, se señala que la persona siempre cuenta con el estado policial, por lo que un policía debe serlo en todo momento, siendo su arma parte de ese estado. Asimismo, se hace hincapié en otras cuestiones relacionadas a la salud psicológica de cada uniformado. Esta decisión pone al desnudo una situación grave, que el personal no está en condiciones psicológicas de portar el arma reglamentaria fuera del horario de servicio.

“Cuando uno plantea un problema, lejos de traerte una solución, traen más conflicto. El personal que necesita hacer recargos o adicional”. Todo personal que esté de franco debe dejar su arma reglamentaria en cada dependencia donde presta servicio. Esto genera un gran rechazo ya que cada cuarto de guardia realiza servicios de policía adicional y esto no tan solo repercute en la economía de cada familia, por el nuevo gasto que se le genera, al volver a dependencia a buscar su arma y al finalizar el servicio volver a dejarla.

Por último, agrego “Solo quiero decir que lamentablemente, la institución no está pasando por un buen momento y las decisiones del jefe de la Policía tampoco están funcionando” concluyó.

Fuente: P23

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.