La vicegobernadora electa Mónica Urquiza dio a conocer ayer la resolución de ANMAT que corrobora algunas versiones extraoficiales respecto de la verdadera actividad del Laboratorio del Fin del Mundo. “Según la habilitación de ANMAT, no produce medicamentos. Está autorizado a realizar el segundo empaque de medicamentos que ya vienen en su empaque original”, aseveró sobre la sociedad anónima actualmente investigada por el Tribunal de Cuentas. La labor se limita al cambio del nombre genérico por el de Suravir, que fue registrado por la entidad, colocarlo en cajas con el rótulo correspondiente, e incorporar un prospecto en español al producto importado de Estados Unidos.

Río Grande.- La vicegobernadora electa Mónica Urquiza corrió el velo ayer a un interrogante que circulaba respecto de la verdadera actividad del Laboratorio del Fin del Mundo, promocionado por producir Atazanavir bajo el nombre de fantasía Suravir, que desde hace tiempo vende al Ministerio de Salud de Nación. La mopofista afirmó por Radio Provincia que “según la habilitación de ANMAT, el Laboratorio no produce medicamentos. Está autorizado a realizar el segundo empaque de medicamentos que ya vienen en su empaque original”.

Urquiza afirmó por Radio Provincia que “según la habilitación de ANMAT, el Laboratorio no produce medicamentos. Está autorizado a realizar el segundo empaque de medicamentos que ya vienen en su empaque original”.

De hecho, en la resolución de ANMAT fechada el 2 de julio de 2018, se da cuenta del pedido del Laboratorio de ser inscripto en el Registro de Especialidades Medicinales del organismo nacional, con una nueva especialidad medicinal “que será importada a la República Argentina”.

Alude al marco legal que permite la importación y comercialización de especialidades medicinales, menciona la evaluación técnica realizada por el Instituto Nacional de Medicamentos –INAME-, cuyo informe señala que el Laboratorio cuenta con “un control propio de calidad y depósito” y califica como “aceptables” el prospecto diseñado donde consta la indicación, posología, vía de administración, como también los rótulos e información para el paciente.

Mediante esta resolución se acepta la inscripción en el Registro de Especialidades Medicinales del producto a importar para luego comercializar. En el artículo 1° se especifica que el nombre comercial de la medicación será SURAVIR y el genérico, ATAZANAVIR, “la que será importada a la República Argentina, de acuerdo con los datos identificatorios característicos incluidos en el certificado de inscripción, según lo solicitado por la firma LABORATORIO DEL FIN DEL MUNDO SAPEM”.

En el artículo 2° se autorizan los textos de “los proyectos de prospectos, de rótulos y de información para el paciente”, con la indicación de que deberá figurar la leyenda “ESPECIALIDAD MEDICINAL AUTORIZADA POR EL MINISTERIO DE SALUD”, con el correspondiente número de certificado -58748-, que tiene una validez de cinco años.

En el prospecto se puede leer claramente que el producto es “fabricado y acondicionado” por AztraZeneca Pharmaceuticals, un laboratorio ubicado en Indiana, Estados Unidos, que fabrica para Brystol-Myers Squibb Company; en tanto el Laboratorio del Fin del Mundo figura como “importador y acondicionador secundario”, en función del cambio de empaque y rótulos, si bien este acondicionamiento no necesariamente lo realizaría en todos los casos el laboratorio fueguino, dado que se consigna como “acondicionador alternativo” a Transfarmaco SA, un laboratorio ubicado en la localidad de El Talar, en provincia de Buenos Aires.

En los detalles del empaque, que constan en el certificado de inscripción en el Registro de medicamentos, se indica que el producto importado ya viene fraccionado en un envase plástico con 30 cápsulas, tal como se lo comercializa desde el Laboratorio del Fin del Mundo.

También hay un detalle de las “etapas de elaboración”, donde consta que quien produce el medicamento es AstraZeneca Pharmaceuticals en Estados Unidos, y realiza el acondicionamiento primario con el fraccionamiento en envases de 30 cápsulas, mientras que el rol del acondicionamiento secundario es compartido entre el Laboratorio del Fin del Mundo y el laboratorio de El Talar Transfarmaco SA.

El “país de elaboración”, “país de origen” y “país de procedencia del producto” de acuerdo al registro, es Estados Unidos.

“Fuimos muy criticados por decir esto”

La legisladora Urquiza recordó las desmentidas y críticas oficiales cuando se dio a conocer la verdadera actividad del Laboratorio, dado que “en una oportunidad hablamos sobre qué podía hacer realmente y después nos dijeron que no, que no era así. Ahora sabemos que el Laboratorio está habilitado como acondicionador secundario. Se lo faculta para realizar la operación de empaque, en estuches y cajas de medicamentos que ya se encuentran envasados en su estuche primario. No produce medicamentos, sino que la autorización de ANMAT es para meter en las cajas el producto con el prospecto, que se importa como producto terminado. En su momento fuimos muy criticados por haber dicho esto”, remarcó.

Además, dio cuenta de la investigación en marcha por supuestas irregularidades de la entidad, que recibió transferencias por 150 millones de pesos de parte del gobierno, aunque pretende sortear los controles del Tribunal de Cuentas mediante la modificación de la ley de creación.

“El Laboratorio del Fin del Mundo es una sociedad con capital estatal, creada por ley, y ahora están pretendiendo modificar la ley de creación con tratamiento de urgencia, para evitar el control del Tribunal de Cuentas; también pretenden modificar el Directorio y otras cosas. En el análisis de la cuenta general del ejercicio 2018 había observaciones por parte del Tribunal de Cuentas y se había ordenado una investigación, que está en trámite en el Tribunal. Ya ha tenido un pre-informe y por otro lado se ordenaron los aportes a la caja de la provincia –que se vienen realizado a ANSES-. Se había acordado la semana pasada una sesión para quitarle el tratamiento de urgencia, porque esto significa que, si no se trata, a los 30 días de haber ingresado es ley”, dijo.

“En el transcurso de esta semana ingresó una nota de la gobernadora quitándole el tratamiento de urgencia. Según la reglamentación, ella se lo puede imponer y también se lo puede quitar. La semana pasada se resolvió en la comisión de presupuesto invitar a algunos funcionarios, y entre los invitados también están las autoridades del Laboratorio, precisamente para tratar este tema, porque lo que pretendíamos era sacarle el tratamiento de urgencia para analizar el proyecto, y además que el Tribunal de Cuentas continúe con la correspondiente investigación”, expuso.

“Nosotros solicitamos información precisamente por una resolución que emitió el Tribunal en el mes de agosto, donde ordena la investigación, y además por la resolución de la cuenta general de ejercicio, donde se ordenaba revisar la transferencia de recursos que se había hecho, por casi 150 millones de pesos, al Laboratorio del Fin del Mundo. Nosotros solicitamos información con el legislador Villegas, ya está emitido el pre-informe y el Tribunal de Cuentas nos ha dado esta información. Uno escucha declaraciones públicas que no se condicen con lo que está en los papeles”, subrayó.

Compra del Casino Club

Por otra parte, fue consultada sobre la reactivada compra del edificio del Casino Club, con un adelanto de dos millones de dólares de los diez en que fue valuado. Recordó que “en la última sesión del año pasado se aprobó un endeudamiento de hasta diez millones de dólares para la compra directa de ese edificio, sin ningún tipo de informe, basado en la necesidad de contar con un centro cultural”.

“Del análisis del expediente, se comenzó con el trámite en su momento y después se frenó. Hay una tasación del Tribunal de Tasación de la Nación y uno encuentra similitudes con el canje de tierras de la DPOSS, que también se está activando nuevamente. Incluso el pedido al Tribunal de Tasación se hizo con anterioridad a las actuaciones, y fue lo mismo que se hizo con los terrenos de Obras Sanitarias: se toma la tasación y automáticamente lo pasan a dólares”, aseguró, aun teniendo en cuenta que con la mega devaluación las propiedades no han aumentado en la misma proporción en pesos.

“En principio habría un anticipo de dos millones de dólares y la empresa dueña del edificio estaría financiando con un anticipo y 20 cuotas. Si lo suscriben ahora, el pago quedaría totalmente a cargo de la nueva gestión. El adelanto de dos millones de dólares sale de recursos del Tesoro, no del endeudamiento de 200 millones, que tiene afectación específica a un menú de obras”, aclaró.

“Esta es una ley que se aprobó con un endeudamiento por fuera de los 200 millones de dólares. Aparentemente esta toma de deuda la financia la misma empresa con una garantía hipotecaria, y el dinero se tiene que poner del Tesoro, por lo que afecta los recursos de la provincia, y no están tenidas en cuenta todas las refacciones que hay que hacer. Lo único que hay es un informe del Secretario de Cultura –Gonzalo Zamora- que hace un detalle de lo que tendría el edificio. No hubo ningún tipo de discusión en comisión, se presentó sobre tablas el día de la sesión y se aprobó. Hay observaciones del Tribunal de Cuentas sobre la tasación de estos diez millones de dólares, y no hay un informe de cuánto costaría adecuar el edificio para el uso que se le pretende dar. Tampoco hay informes técnicos sobre la situación del edificio, previo a su adquisición, cuando deben quedar plasmadas en la escritura”, observó.

“A esto se suman las designaciones en planta permanente, licitaciones como la del gasoducto, que se abre a fin de noviembre, por más de 800 millones de pesos. No sabemos de dónde van a salir los recursos y aparentemente están llamando a licitación para la construcción del nuevo muelle comercial, por más plata de la que está prevista en la ley de afectación de los bonos. Todo tiene que ser ya, no importa cómo, y es la misma situación del camino costero”, comparó.

Abrió la posibilidad de recurrir al Fiscal de Estado para poner un freno: “Nosotros estamos analizando qué vamos a hacer con respecto a las obras y las designaciones en planta permanente. Las designaciones continúan todos los días y hay muchas que todavía no están publicadas en el Boletín Oficial. Cuando hablan, se rasgan las vestiduras y dicen que están preocupados por la situación de la gente y de la provincia, y esto es romper todo. Hay muchos proveedores que nos están haciendo llegar su preocupación porque no les pagan, mientras están comprometiendo más recursos cada día”, concluyó Urquiza.

(Provincia 23)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.