AUTORAS (*)

Mujeres feministas, integrantes de distintos espacios políticos y sociales repudiamos el hecho de violencia de género ocurrido en las ciudades de Ushuaia y Río Grande que tuvo como agresor a Marcos Martínez, reconocido deportista y agente municipal de esta ciudad. 


Destacamos el accionar de la tripulación y del personal perteneciente a la Policía de Seguridad Aeronáutica debido que la agresión se produjo dentro del avión que tenía como destino la ciudad autónoma de Buenos Aires. Hoy el agresor fue detenido con una imputación penal. 


Esta situación es intolerable. Creemos que es necesario avanzar en materia de violencia de género como por ejemplo con la discusión y sanción de la Ley Micaela que exige la capacitación con perspectiva de género. 


Nos preocupa que en el mundo del deporte haya personas violentas que puedan ser referentes de infancias y jóvenes. 


Instamos al Municipio de Río Grande y al ámbito deportivo a expresarse públicamente sobre el accionar violento de esta persona, ya que de ningún modo puede ser naturalizado. 


Instamos a que las entidades públicas tomen los recaudos necesarios, para evitar que esta situación se repita a futuro.


Desde cada uno de los espacios que ocupamos, trabajamos en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, anhelando que ninguna mujer sufra violencia de ningún tipo sea física, psicológica, sexual o económica. Para ello, necesitamos el compromiso de todos los vecinos y vecinas de la ciudad entendiendo que la violencia de género no es un asunto del ámbito privado y debe encontrar respuestas en el ámbito comunitario y desde el propio Estado.


Exigimos se dé cumplimiento efectivo a las leyes vigentes, tales como la de Educación Sexual Integral (ESI) entendiendo que es una herramienta poderosa de prevención en materia de violencia de género, aunque aún haya barreras culturales que vencer para su plena aplicación. Con mayor educación sexual hay menos relaciones violentas y más igualdad.


Por último, y sin ánimos de caer en generalizaciones injustas, queremos remarcar la necesidad prioritaria que periodistas y comunicadores de Tierra del Fuego se capaciten en perspectiva de género para el abordaje responsable de este tipo de situaciones.

(*) Autoras/ Florencia Basso, Ema Bejarano, Ana Villanueva, Mariángeles Arroyo, Nadia Finck, Alejandra Noemí Arce, Claudia Asin, Sabrina Picón.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.