Así se refirió el representante del intendente electo Martín Pérez en la transición, Dr. Gastón Díaz, al hacer una evaluación muy positiva de la sesión de ayer, en la que obtuvieron acompañamiento unánime tanto la creación de la sociedad del estado como la aprobación del presupuesto 2020. Valoró la decisión de incorporar controles externos e internos a la sociedad del estado, porque garantiza transparencia y, respecto del presupuesto, se atendieron las modificaciones presentadas por la gestión entrante. Sorteado este escollo, se abocarán a buscar la información faltante sobre los pasivos municipales, tras hacerse público el reclamo de la empresa de recolección de residuos Santa Elena de una deuda de 100 millones. Hay otros montos dando vueltas, referidos a deudas con la Cooperativa Eléctrica, con bomberos voluntarios y con la empresa de colectivos, dijo.

Río Grande.- El Dr. Gastón Díaz, representante del intendente electo Martín Pérez en la transición y futuro integrante de su gabinete, hizo una evaluación en rueda de prensa de la sesión del Concejo Deliberante realizada ayer, en la que se aprobó por unanimidad la creación de la sociedad del estado y el presupuesto 2020.

“Estamos muy contentos, veníamos trabajando y creíamos que podíamos lograr el consenso de todos los espacios políticos que hoy están trabajando dentro del Concejo, y que están representando ideologías y doctrinas diferentes. Para nosotros haber obtenido el consenso de todos los concejales y lograr por unanimidad no sólo la creación de la sociedad del estado sino la aprobación del presupuesto, con las modificaciones que propusimos, es un hecho político que muestra no solamente la pluralidad de la gestión que quiere darle Martín Pérez a la intendencia, sino también la apertura de todos los concejales que participaron del debate”, manifestó.

“Las modificaciones que se hicieron a la sociedad del estado surgieron de la audiencia pública y de los propios concejales. No observamos que ninguna de ellas modifique el espíritu que tiene la ordenanza que crea la sociedad del estado. Sobre todo creo que la idea de darle mayor transparencia y control a todos los organismos estatales es algo positivo. De la manera en que ha quedado redactado el estatuto y la ordenanza, participan todos los organismos del estado municipal, porque el Tribunal de Cuentas va a ejercer el control externo de la sociedad del estado, el Concejo Deliberante va a llevar adelante el control interno a través de la sindicatura que ellos mismos van a designar, y el Ejecutivo va a encargarse del órgano directivo”, explicó.

“De esa manera se ha logrado una participación de todos los organismos públicos municipales, que le da mayor transparencia. Según el estatuto, ahora tenemos que hacer las inscripciones correspondientes en la Inspección General de Justicia y demás. Una vez que se ponga en funcionamiento, hay objetivos que son prioritarios, como el tratamiento diferenciado de los residuos, poder proyectar el reciclado y aquello que se relaciona con las energías renovables”, señaló sobre los primeros pasos que daría Río Grande Activa S.E.

“De todas maneras hay que terminar de conformar la sociedad, designar las autoridades y luego empezar a definir un plan de gestión”, aclaró. Consultado sobre la conformación del Directorio, dijo que se buscará un perfil especial. “Estábamos expectantes de lo que iba a pasar en la sesión, y no podíamos pensar en conformar el órgano de una sociedad que todavía no existía. A partir de ahora, en cabeza del intendente electo, comenzará un trabajo importante para definir un buen perfil, porque quien tiene que llevar adelante una sociedad que se involucra en la economía, que genera negocios y empleo, debe tener un perfil diferente al de los funcionarios públicos. Tiene un rol de rendir cuentas al sector público y gestionar de cara al privado”, definió.

Con respecto a la sanción del presupuesto 2020, dijo que “conseguir que haya sido aprobado en forma unánime también es un hecho político que muestra nuevamente la búsqueda del consenso y la pluralidad. Fue muy bueno que acompañen todos los espacios políticos”.

Cabe señalar que minutos antes de comenzar la sesión, ingresó un proyecto para ampliar el personal de planta permanente, que no fue aprobado. Sobre este tema, el Dr. Díaz expuso que “conocíamos la cantidad de personal que tiene el municipio en función de lo que se nos venía informando desde el Ejecutivo, y no sabíamos que iba a ingresar este proyecto a último momento. La decisión en materia de ampliación presupuestaria es puramente legislativa. El Ejecutivo lo propone y el legislativo es quien lo resuelve. Por lo que pudimos observar, se aprobó una ampliación presupuestaria, que tiene que ver con recursos del 2019 que se incrementaron. Eso permite redistribuirlo en los distintos organismos del estado, pero luego observamos que la ampliación del personal del Ejecutivo, el Concejo Deliberante y el Tribunal de Cuentas no se aprobó”.

Para el abogado fue “sensata” esta decisión de los concejales, “porque con lo que se presupuestó para el próximo año, que son 1.850 personas, nosotros estábamos de acuerdo. Cuando hicimos las observaciones al presupuesto, no hicimos ningún tipo de observación en cuanto al personal que se habría presupuestado para 2020. Me parece sensato y creo que 1.700 personas era lo que se presupuestó para 2019, y para 2020 estaba previsto un incremento de 120 personas y era sensato mantener estos números. Celebro que haya sido de esta manera. Esto no se discutió en comisión y quizás haya influido en cómo se tomaron las decisiones”, barajó.

Se le preguntó si cree que hay un excedente de la planta que se intentó blanquear sobre el fin del mandato. “Eso es algo que tendrá que responder la actual gestión municipal. Nosotros hasta el cierre del ejercicio al 31 de diciembre, no vamos a conocer cuánto es el personal que se ha utilizado en el Ejecutivo”, dijo.

Respecto de la posibilidad de dar de baja a algunos agentes, advirtió que “por lo que se nos ha informado y por la planta de personal que aprobó el Concejo Deliberante el año pasado, de 1.730 personas, nosotros no podemos exceder los números que prevé la propia ordenanza de presupuesto. Tenemos que ser respetuosos de lo que se ha sancionado en el día de la fecha”, remarcó.

“Nosotros habíamos hecho mención de que existían más o menos 1.830 personas como agentes municipales, entre contratos de empleo público y personal de planta. Hay que ser claros en esto: hemos tenido un año electoral en 2019 y seguramente a partir del 1° de enero de este año se dieron muchas incorporaciones que responden a una contienda electiva. Nosotros vamos a prestar mucha atención al detalle de los que han ingresado en función de la coyuntura electoral y aquellos que vienen trabajando en el municipio desde hace mucho tiempo”, anticipó.

La deuda con Santa Elena

Por otra parte, se le consultó qué va a ocurrir con la empresa encargada de la recolección de residuos, Santa Elena, que reclama una deuda de 100 millones, en medio de un paro de camioneros por el pago de salarios. “Hay que ser prudentes porque ahora se da a conocer esta información pero Martín Pérez lo había expresado meses atrás, cuando oficialmente no existía una nota con un reclamo de parte de la empresa. Hoy se ha hecho público y ojalá que como gestión entrante podamos tener una comunicación oficial de parte de la empresa. Según el gremio de camioneros, los directivos de la empresa están viajando a Río Grande en los próximos días y nosotros vamos a tener una charla formal para poder interiorizarnos de la deuda que se está reclamando”, anunció.

Para Díaz debería hacerse cargo de esta deuda el Ejecutivo saliente porque, “según manifiestan ellos, es una deuda que ya ha sido devengada durante el período 2019. Nos gustaría conocer de parte de la empresa cuáles son sus expectativas y las charlas que han tenido con el actual Ejecutivo en cuanto al reconocimiento de la deuda o no, y las posibilidades que tiene el Ejecutivo de afrontarla. En la última reunión de comisión de presupuesto, nosotros planteamos que la parte más escasa de información que habíamos recibido tenía que ver con los pasivos que tiene el Ejecutivo actual. Mencionamos no sólo la deuda con la empresa de recolección de residuos, sino también con la empresa de colectivos, de 15 millones de pesos; con la Cooperativa Eléctrica, de 48 millones de pesos; con la asociación de bomberos, de 7 millones de pesos; con el Concejo Deliberante, donde también había una deuda y se dio ahora un aumento de partida. Nos está faltando clarificar cuál es el pasivo municipal con el que se va a cerrar al 31 de diciembre”, alertó.

“Desde ahora nos vamos a abocar a terminar de clarificar cuál es el pasivo municipal y dependemos mucho de la información que se nos dé desde el Ejecutivo y también desde las empresas, por eso queremos ver si logramos una reunión con la gente de la empresa Santa Elena. Es un llamado de atención. Martín ha sido muy claro con todo su equipo técnico y, aun existiendo un déficit importante en el municipio, una vez que se clarifique de cuántos millones estamos hablando, lo que debemos hacer los funcionarios que lo vamos a acompañar en la gestión es transmitir tranquilidad. Ordenando las cuentas, eficientizando el destino de los recursos y viendo cuál es el gasto corriente, confiamos en que podremos ordenar pronto las cuentas para poder brindar mejores servicios”, concluyó.

(Provincia 23)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.