Por/ Lic. Nara Saccomanno

Seguimos con la pretemporada de invierno.

Siempre, me llamó la atención la comida de distintas partes del mundo. Además de que me encanta comer y de que soy curiosa, creo que a través de la comida es el mejor modo de conocer otras culturas. Y así, caemos en la cuenta de que en el fondo…y en la superfiecie somos muy parecidos todos. Es así que hace algunos años, me encontré con la receta de ese guiso. Se llama HARIRA, una sopa marroquí que, al parecer, se come en RAMADAN después de las 6 de la tarde. Este plato compuesto de carne, garbanzos, lentejas, arroz o cabellos de angel especiado con canela, jengibre, perejil y cilantro y servido con jugo de limón, rápidamente, se volvió parte de mi despliegue culinario. Ya perdí la cuenta de las veces que lo cociné para familia o amigos o para alguna ocasión especial. 

Hace poquito tuve la suerte de conocer Marruecos y no puedo explicar la emoción que tuve como un nene entrando a una juguetería cuando encontre HARIRA en la cena del hotel de FEZ. Entre castellano, inglés y monosílabos en francés le quise contar al mozo mientras muy amablemente me servía esa sopa para que probara, que yo la hacía en mi casa. 

INGREDIENTES. 2 pata muslo de pollo o carne para guisos cortada en cubos bien chicos. 100 g de lentejas (blanquear unos segundos o cocinar apenas, para que no desprendan color marrón a la sopa). 100 g de garbanzos remojados de la noche anterior. 1 cebolla grande. 3 tomates pelados. 1 taza de arroz/ fideos cabello de ángel. 3 cucharada de harina. Aceite de oliva. Perejil. Cilantro. 1 cucharadita de jengibre seco en polvo. 1 o 2 ramas de canela. 1 cápsula de azafrán. 3 cucharadas de extracto de tomate. Sal. Pimienta. Gajos de limón

Usar una cacerola de hierro o barro.

Picar bien chiquito la cebolla, el cilantro y el perejil.
En la cacerola colocar aceite de oliva, cebolla y carne. Condimentar con sal y pimienta. Mezclar bien, no tiene que dorarse. Agregar los garbanzos escurridos y colocar unos 4 cm de agua para que cubra los ingredientes por arriba. Sumar perejil, cilantro, jengibre, canela en rama y azafrán. Mezclar bien y tapar. Cocinar a fuego bajo por 40 minutos e ir espumando de vez en cuando. Agregar las lentejas y dejar cocinar otros 20 minutos.
Diluir la harina con un poco de agua fría. Mezclar con el extracto de tomates y otras 2 cucharadas de cilantro picado. Tiene que quedar una preparación líquida y sin grumos.
Incorporar a la preparación junto con el arroz. Cocinar por 15 minutos más o hasta que el arroz esté cocido. Chequear que no le falte líquido y salpimentar.
Apagar el fuego y dejar reposar 5 minutos.
Servir bien caliente con más cilantro y un poco de jugo de limón por arriba.
TIPS. En lugar de arroz también se hace con fideos cabellos de ángel, pero obviamente lo vamos a colocar después que el arroz.Si utilizamos garbanzos de lata, los agregamos al mismo tiempo que las lentejas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario