En una solicitada, los mandatarios provinciales resaltaron el espíritu de la medida. No se sumaron los gobernadores de Juntos por el Cambio, pero la ausencia más llamativa fue la del gobernador cordobés, Juan Schiaretti.

Este jueves por la tarde las y los gobernadores peronistas salieron a respaldar la medida anunciada por el presidente Alberto Fernández de “empezar a corregir los desequilibrios de un país concentrado” en relación al traslado de coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires a la Provincia. “Necesitamos reabrir el diálogo sobre la distribución de recursos para evitar cualquier tipo de favoritismo en distribución de fondos o proyectos”, afirmaron 19 gobernadores. 

La solicitada fue firmada por todos los mandatarios provinciales salvo los cuatro de Juntos por el Cambio, Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suárez (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes) y Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño. A ellos se sumó el cordobés Juan Schiaretti, mandatario peronista pero que quedó por fuera del Frente de Todos antes de la elección. 

“A inicios de 2016, las y los gobernadores manifestaron en un documento titulado «Por un verdadero país federal» su crítica a la decisión del presidente Mauricio Macri de triplicar por decreto y de manera unilateral la coparticipación al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El entonces ministro Rogelio Frigerio reconoció que la medida era injustificada y prometió públicamente “corregir con un nuevo decreto la coparticipación de la ciudad». 

Según confirmaron a Tiempo fuentes de Presidencia, el monto asciende a 9.000 mil millones de pesos en 2020 y 45.000 mil millones en 2021. De esta manera, el presidente da marcha atrás con los recursos que le había otorgado de manera discrecional Mauricio Macri a Horacio Rodríguez Larreta en enero de 2016, cuando se transfirió la policía federal a la Metropolitana. Por decreto, Macri había incrementado de 1,40% a 3,75% los recursos enviados a la Ciudad.

El documento firmado por los gobernadores sostiene que el objetivo había sido «transferir la policía con presupuesto específico», y que «cualquier otra cosa adicional iba a ser dejada de lado». «Eso nunca se cumplió, hasta esta medida», afirmaron en el texto. 

«Nuestra Constitución, en el art. 75, establece que el reparto de la renta federal se debe realizar de manera “equitativa y solidaria», otorgando «prioridad al logro de un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional», señalaron. «La situación económica y social requiere un diálogo sincero de todos los sectores para buscar soluciones. El esfuerzo debe ser equitativo. No podemos seguir pidiendo y cargando a los que poco o nada tienen. Entendemos que este es un paso importante para retomar el debate en torno a la coparticipación para recuperar el espíritu que establece nuestra Constitución. Así los argentinos y argentinas tendremos los mismos derechos y oportunidades para realizar nuestros sueños y proyectos en el rincón de la Patria donde nacimos o donde elegimos para nosotros y nuestra familia», sostuvieron.

La reacción política del presidente no tardó el llegar. Justo cuando Horacio Rodríguez Larreta brindaba una conferencia de prensa para confirmar que llevaría el cambio en la coparticipación a la Corte Suprema por considerarlo una medida inconstitucional, Alberto Fernandez escribió en sus redes sociales: «Agradezco a los gobernadores y las gobernadoras que respaldaron la creación del Fondo de Fortalecimiento Fiscal para la Provincia de Buenos Aires. Es apenas un paso en la construcción de un verdadero federalismo que empiece a corregir los desequilibrios de nuestra patria». 

(Tiempo Argentino)

Deja un comentario