El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta sobre la «irrupción de aire polar que afectará a todo el país», que en la patagonia comenzará a sentirse a partir de este miércoles. “El invierno definitivamente no terminó con la llegada de agosto, y esta semana nos dará una muestra más de su vigencia», señaló el meteorólogo Christian Garavaglia.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que esta semana se registrará una nueva irrupción de aire polar que afectará a todo el país «con un marcado descenso de temperatura y probables nevadas en algunos sectores específicos de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, región de Cuyo y Región Noroeste».

Entre el lunes 17 y el martes 18 el frío llegará a la Patagonia, siguiendo por la franja central del país entre el martes 18 y el miércoles 19, y finalmente afectando entre el miércoles 19 y el jueves 20 a todo el norte de la Argentina», señala el comunicado.

Durante la mañana de este martes, el SMN lanzó tres alertas en algunas áreas del territorio nacional por vientos intensos con ráfagas y la probabilidad de fuertes tormentas. Advirtió: “El avance de aire muy frío por la Región Patagónica provoca vientos intensos del sudoeste con velocidades entre 50 y 70 km/h con ráfagas en Santa Cruz, Chubut y Rio Negro”. Y prevé que el flujo de aire del sudoeste comprenda a toda la superficie de Neuquén y La Pampa, al sur de Mendoza y al sudoeste de la provincia de Buenos Aires. La intensidad de los vientos también persistirá en las zonas cordilleranas de Jujuy, Salta y Catamarca con ráfagas de entre 60 y 90 kilómetros por hora.

A su vez, el pronóstico espera que comiencen a desarrollarse áreas de lluvias y tormentas aisladas en el norte de Misiones: «Se prevé que se intensifiquen a partir de la tarde pudiendo provocar abundante caída de agua en cortos períodos, importante actividad eléctrica, ráfagas y ocasional caída de granizo. Se estiman valores de precipitación acumulada entre 40 y 70 mm que pueden ser superados en forma puntual».

En agosto se habían restablecido los valores térmicos normales en el país: incluso con temperaturas superiores. Las irrupciones de aire frío habían sido muy frecuentes en el mes de julio, haciendo que finalice en el puesto 12 de los más fríos a nivel país en los últimos sesenta años”.

La consideró la irrupción polar más fuerte del año. Y anunció que excederá los límites del país: “Este núcleo frío en altura se sentirá también en la totalidad de la República Oriental del Uruguay y el Paraguay, y el sur de Brasil. Más aún, los efectos de este potente frente frío se notarán tan al norte como Colombia y Venezuela para el próximo fin de semana, habiendo también generado un notorio descenso de temperaturas en buena parte de Bolivia, Perú y el centro-oeste de Brasil”.

De acuerdo a su pronóstico, esta masa de aire frío de características excepcionales se manifestará en los mismos términos: dejará nevadas en esos lugares del país en donde suele hacerlo pocas veces. Según las últimas actualizaciones del mapa meteorológico del portal Meteoredla nieve podría ir ganando terreno sobre el sur de Buenos Aires en la madrugada del miércoles, afectando la zona de Sierra de la Ventana, Tres Arroyos, Coronel Dorrego y Coronel Pringles. También hay una leve probabilidad de caída de copos de nieve en el Partido de La Costa, Pinamar y Villa Gesell.

También crecen las probabilidades de nieve en cotas bajas de la cordillera mendocina y en las ciudades de San Rafael, Valle de Uco, Potrerillos y la capital de la provincia. El miércoles también podrían amanecer los sectores altos de San Juan y las sierras de San Luis y Córdoba con una leve capa de nieve fresca. Las chances de nevadas se extenderían hasta la mañana del jueves en el noroeste argentino: el pronóstico anticipa probabilidad de nieve en los sectores altos de La Rioja y Catamarca, en los valles tucumanos y hasta en las capitales de Salta y Jujuy.

(Críticas sur)

Artículos Relacionados

Deja un comentario