Iván Gramundi, director del Laboratorio de Salud Pública, detalló información sobre las muestras que se trabajan en el laboratorio del Hospital Regional Ushuaia y dio información del equipamiento recibido desde el Instituto Malbrán para el procesamiento y análisis de los hisopados.

Gramundi destacó el equipamiento enviado diciendo que “el Instituto Malbrán descentraliza fortaleciendo diferentes laboratorios del país, en este caso recibimos una cabina de bioseguridad biológica enviada en el marco de la Red Nacional de Virus Respiratorios a la cual pertenece la provincia”.


El profesional, responsable del Laboratorio de Salud Pública instalado en el Hospital Regional de Ushuaia, dijo que “recibimos una cabina de bioseguridad biológica clase 2 (BSL IIA), que estará destinada a trabajar con material infeccioso y con las muestras respiratorias enviadas para el diagnóstico del COVID-19. La misma sirve para hacer la extracción del ácido nucleico y luego realizar los análisis correspondientes”.


“El análisis tiene varias etapas: una es manipular el hisopado, que es material infeccioso por lo que se trata y manipula dentro de una cabina de bioseguridad. El operador tiene un sector donde pone las manos y trabaja. Todo el material respiratorio tiene que ser tratado en una cabina de bioseguridad y teníamos una, pero tener otra permite reducir el tiempo que tardamos en tener resultados”, afirmó Gramundi en declaraciones a Radio Provincia.


Acerca del modo de funcionamiento producto de la pandemia, dijo que “hubo un desplazamiento del recurso humano para trabajar estrictamente en COVID y esto nos permite tener un flujo organizado. La nueva cabina nos habilita a dividir el material a trabajar”.

En este sentido, Gramundi aseguró que “se duplica la capacidad de trabajo. Actualmente recibimos 180 muestras de Río Grande, cuando en marzo, abril y mayo se recibían por día en promedio 35 muestras. Hoy es 150, 160 por día de Río Grande y 20 entre Ushuaia y Tolhuin, porque la situación epidemiológica es diferente. Hoy la prioridad clara es la de Río Grande porque hay que detectar los positivos y bloquear la circulación del virus”.


Sobre el trabajo que se viene con el Instituto Malbrán el especialista recordó que “hace un mes o dos meses recibimos un equipo de TCR del Malbrán que también es parte de la estrategia de fortalecer los laboratorios de la red para hacer frente a la gran demanda que hay por la pandemia. Además, hubo una capacitación continua en todo este tiempo, eso es lo que nos permite dar la respuesta que tenemos”.


Consultado sobre los tiempos de análisis de los hisopados Gramundi manifestó que “hoy con el flujo que tenemos procesamos más de 100 muestras por día, y lo que se informa tiene una distancia de tiempo menor a 24hs. El laboratorio produce resultados todo el tiempo, pero según el corte del parte es cuando se anuncian”.


El del hisopado es “un proceso encadenado y secuencial: toma de muestra y extracción del material biológico del virus, etapa de procesamiento del material y etapa de amplificación, que requiere insumos y reactivos”.

(Sur 54)

Deja un comentario