Desde el 28 de agosto pasado se produjeron más de 50 mil sismos en las islas Shetland, de los cuales más de mil superaron los 3 grados de magnitud Richter. El último registro se produjo el domingo a las 21:39, a 1032 Km de Ushuaia y fue de 4,9 grados.

USHUAIA.- Un periodo inusual de actividad sísmica en la zona donde se encuentran asentadas la mayoría de las bases argentinas y chilenas mantiene en alerta a los expertos de distintos organismos de estudio. La preocupación radica en que los movimientos telúricos se producen en una zona cuya instrumentalización es muy básica y no existe el despliegue técnico que se posee en otros lugares del planeta.

A juicio de Joaquín Vásquez, actual miembro y exdirector de la Red Geocientífica de Chile, es un “enjambre sísmico inusual”, razón por la cual se ha alertado a todas las reparticiones correspondientes. “El enjambre se activó el 28 de agosto pasado, a eso de las 17:52, momento en el cual ocurre un primer sismo de magnitud 2.9, en las siguientes horas se registró una seguidilla de sismos de comportamiento inusual. Se trata de una zona de divergencia, pero se extendió por varios días y eso lo transforma en un enjambre sísmico que ya lleva más de un mes, por eso llama la atención”, advierte.

Los temblores ocurren principalmente en el estrecho de Bransfield, ubicado entre las islas Shetland del Sur y la península antártica, y donde se encuentra el monte Orca, considerado un centro volcánico submarino activo.

De acuerdo a información proporcionada por el U.S. Geological Survey, el sismo de mayor magnitud se registró el 6 de octubre a las 10:56 y fue de 5,4 grados en la península antártica a 1023 km de Ushuaia. El día 7 de octubre a las 9:36 se registró otro de 4,7 a 1015 km de Ushuaia. En tanto, el 8, se sucedió otro evento a 4,9 grados a las 06:02 a 1016 km de la capital fueguina. El día 10 se produjo otro de 5 grados a las 17:58 y el domingo 11, se reportó otro sismo de 4,9 grados a 1032 km de Ushuaia.

Mesa técnica en Chile

Con el objetivo de atender a esa situación, en Chile fue creada una mesa técnica con representantes del Instituto Antártico Chileno (Inach), el Sernageomin, la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi), el Centro Sismológico Nacional y el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile.

Una de las medidas inmediatas es la elaboración por el Sernageomin de una Minuta Excepcional Volcánica para ofrecer información semanal sobre la sismicidad en la zona mencionada y publicarla en la web del Inach.

Según Álvaro Amigo, jefe de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Sernageomin, la actividad volcánica en territorio antártico no está relacionada con la convergencia de placas tectónicas como ocurre en los Andes.

Por el contrario, se debe a la separación de placas a lo largo del estrecho de Bransfield, y los registros históricos indican erupciones en la isla Decepción, pero existen también diversos volcanes submarinos en el estrecho, añadió.

Por su parte, el director nacional de Sernageomin, Alfonso Domeyko, señaló que como parte del trabajo preventivo de esa entidad entregaron todos los antecedentes recabados a la Onemi y a los organismos del Sistema de Protección Civil para que realicen las coordinaciones correspondientes.

Según los científicos, la actual sismicidad se caracteriza por presentarse en forma de enjambres aleatorios durante el tiempo y sin que exista un sismo mayor al inicio y réplicas posteriores de menor intensidad.

(El sureño)

Deja un comentario