Los pilotos nucleados en el sindicato APLA anunciaron este lunes la implementación de un plan de lucha en protesta por el inicio del “interchange”, un sistema que les permite a las líneas aéreas intercambiar aviones entre los distintos países que operan.

Buenos Aires.-  La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas se opone a la implementación del sistema “interchange” que les permite a las aerolíneas intercambiar aviones entre los distintos países que operan.

Por otro lado, al término de la asamblea extraordinaria de ayer, desde la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas aclararon que no se llevará adelante el paro por 24 horas tal como había trascendido.

Mediante un comunicado oficial, los pilotos adelantaron que darán continuidad a un plan de lucha “en defensa de las condiciones y los puestos de trabajo de los pilotos argentinos contra las políticas que lesionen la soberanía”.

“Resolvimos por asamblea que vamos a facultar a la comisión directiva a adoptar todas las medidas administrativas, judiciales y sindicales necesarias”, dijo en radio La Red Juan Pablo Mazzieri, secretario de comunicación de APLA, al término la asamblea.

Al mismo tiempo, el sindicato liderado por Pablo Biró también lleva adelante un reclamo contra la sindicalización paralela de los pilotos de la empresa Latam. “Solicitamos dar curso al procedimiento estatutario que juzgue la conducta de los afiliados que conformaron un sindicato pro empresa atentando contra la unidad de los trabajadores”, detalló Mazzieri.

El “interchange” fue habilitado recientemente por el gobierno argentino y la compañía LATAM planea aplicarlo con un Boeing B767 con matrícula chilena que partirá este lunes desde Ezeiza hacia Miami. Esta modalidad ya había sido utilizada por Aerolíneas Argentinas en la década del 90.

Las compañías realizan estas acciones por cuestiones de costos y rentabilidad. En el caso de LATAM, la idea es retirar de circulación dos aviones que por sus características ya no podrán ingresar a los EEUU en 2020 y reemplazarlos por máquinas más modernas que actualmente integran su flota.

Por cuestiones regulatorias, los aviones antiguos solo vuelan nueve horas por día: llegan a Miami o a Ezeiza y pasan el resto del tiempo en tierra. En cambio, los aviones de matrícula chilena pueden volar 16 horas por día.

Comunicado de APLA

Desde la empresa aseguran que la ruta prevista para ayer a la tarde se realizará con tripulación local y bajo las leyes laborales de la Argentina. “Es una modalidad que el Grupo Latam utiliza en más de los 50 países en los que opera en el mundo y siempre respeta las normativas locales”, explicaron los voceros consultados.

En términos técnicos, el interchange es un tipo de arrendamiento (alquiler) temporal de un avión sin tripulación, a través del cual el operador que toma el control de la aeronave lo hace con su propia tripulación y con los derechos de tráfico de su país.

“Esta modalidad garantiza el empleo argentino, con tripulaciones de mando y cabina argentinas. Se opera bajo derechos de tráfico argentino. Permite una optimización de la flota y flexibilidad ante contingencias”, señalaron las fuentes consultadas. En caso de no poder aplicar el intercambio de aviones, LATAM podría levantar la ruta a Miami.

Por su parte, APLA denuncia que se trata de una modalidad que este empresa implementó en otros países de la región para avanzar con la precarización de las condiciones laborales. “Ya lo hicieron en Brasil, empezaron con el interchange con tripulación local y ante los primeros conflictos empezaron a amenazar con utilizar tripulación de otro país”, explicó a Mazzieri a Infobae.

Fuente:p23

Artículos Relacionados

Deja un comentario