Destacado
    Necesita instalar plugin Jetpack y habilitar "Stats".

El gobierno ilegal británico que usurpa las Islas Malvinas desde 1833, no salen del estado de perplejidad tras quedar fuera de los alcances de acuerdos comerciales entre el Reino Unido y Europa, a raíz del Brexit. No pueden dar crédito a que tendrán que pagar aranceles por sus exportaciones.

Consumado el Brexit y convertidas en realidad sus peores pesadillas, los ocupantes ilegales de Malvinas no dejan de lamentarse al haber quedado fuera de los acuerdos entre la Unión Europea y Gran Bretaña para la salida de esta última del bloque comunitario.

Una larga catarata de lamentos desde el ilegítimo gobierno colonial y del sector empresarial de las islas, publica casi a modo de catarsis el semanario local Penguin News.

De tal forma, los colonos se sienten profundamente decepcionados, como nunca antes, toda vez que lo que el Brexit trajo como presente de fin de año, fue un enorme perjuicio económico. Y está claro que a los usurpadores no hay nada que más los aflija que el bolsillo.

Tan es así, que este miércoles, los miembros de la asamblea local difundieron un artículo de opinión en el que expresan su decepción y frustración.

Desde ahora, todas las exportaciones desde Malvinas a cualquier país de la Unión Europea serán precisamente eso, exportaciones, comunes y silvestre, sin privilegios. Desde el 1 de enero de 2021 para ingresar en Europa con productos de pesca, por ejemplo, pagan aranceles que van entre el 6 y el 18 por ciento.

Pero el sector de la carne sufrió un revés aún más duro: el arancel medio en ese rubro es del 42 por ciento para las exportaciones a la UE. Y lo encuentran impagable.

“Es importante dejar constancia de lo decepcionados y frustrados que estamos de que el acuerdo entre el Reino Unido y la UE no incluya disposiciones para las Islas Malvinas u otros Territorios de Ultramar (OT)” arranca el plañidero mensaje público.

“Qué haremos ahora…» se preguntan, desairados. Y reprochan que, como territorio de ultramar, “nunca estuvimos en posición de negociar directamente en nuestro nombre”.

Esfuerzo estéril

Los okupas de Malvinas repasan las numerosas gestiones que vienen haciendo desde hace años para evitar lo que al final se cumplió, para su desgracia.

Enumeran la dificultosa tarea de hacerle entender a los funcionarios del RU, del impacto que tendrá el Brexit sin acuerdo para sus intereses en las islas. Mencionan tres informes enviados a las autoridades británicas, visita de funcionarios de la FCDO (Oficina de Desarrollo de Asuntos Exteriores y del Commonwealth) a las islas en 2018, sus reuniones con la Asociación de Empresas Pesqueras (FIFCA), de la Compañía de Carne (FIMCO), de la institución de Investigación Ambiental del Atlántico Sur (SAERI), entre muchas otras.

Además, buscaron apoyo –dicen- en miembros de la Cámara de los Comunes y de los Lores, el Parlamento Europeo y la opinión pública británica, incluyendo cobertura de la BBC, periódicos británicos y medios de comunicación europeos. Misivas a todos los diputados, reuniones con infinidad de políticos, entrega de documentación, delegación conjunta a Bruselas, reuniones con eurodiputados del Reino Unido, Irlanda y España, stands en las conferencias de los dos partidos, Laborista y Conservador, reuniones con ministros y consejos ministeriales, membresía en la Asociación de Territorios de Ultramar y la de Territorios y Países de Ultramar.

Hoy en Malvinas, sus usurpadores, sienten que todo ese esfuerzo fue en vano. Cuando los negociadores de la UE dejaron en claro que no negociarían con territorios de ultramar, supieron que su suerte estaba echada.

“Desafortunadamente, a pesar de nuestros mejores y sostenidos esfuerzos, el gobierno del Reino Unido no pudo asegurar un acuerdo en nuestro nombre”sentencian.

En el artículo expresan a continuación que presentarán batalla, aún a sabiendas de su escasa posibilidad: “No aceptamos que los aranceles sobre nuestras exportaciones a la UE sean el nuevo status quo. Nuestra prioridad ahora es asegurarnos de que no se deje piedra sin remover para asegurar la eliminación de estos aranceles lo antes posible y ya hemos comenzado a colaborar con el gobierno del Reino Unido para defender este caso».

A los botes

En tanto, en diciembre pasado la Asociación de Pesca de las Islas Malvinas emitió una declaración en donde, a la luz de los hechos, auguran lapidariamente que “los impactos se sentirán en toda la industria de inmediato y tendrán un impacto instantáneo en la rentabilidad general de todas las compañías pesqueras de las Islas Malvinas”.

“Es decepcionante y preocupante que el Gobierno del Reino Unido no haya podido proteger nuestra posición en las negociaciones”, agregan, y reconocen solamente el esfuerzo realizado durante varios años por el gobierno de la ocupación.

Igualmente enfatizan con cierto cándido optimismo la búsqueda de “un camino a seguir con el objetivo de lograr la eliminación de las tarifas impuestas lo antes posible”.

(Agenda Malvinas)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.