El secretario de Prensa del Sindicato de Camioneros denunció el crecimiento del número de fleteros que vienen de otras provincias con cargas para las empresas, perjudicando “a las empresas de trasporte que tienen trabajadores encuadrados bajo el convenio colectivo de trabajo”. Dijo que se trata de “competencia desleal” y que no pueden permitir que “un chofer de Río Grande esté en su casa y que un fletero haga su tarea”. También se refirió a la contención que dio la organización sindical a los trabajadores, en el marco de las medidas adoptadas por la pandemia.

Río Grande.- “Nosotros, en lo que respecta a Tierra del Fuego, podemos decir que se ha llevado adelante una tarea que ha sido satisfactoria en su gran mayoría. En los primeros momentos la asistencia se dio a todos los camioneros, a los trabajadores monotributistas, a quienes tienen su propio camión, a los trabajadores de las empresas; obviamente una vez que se fue desarrollando la cuarentena nos focalizamos solamente en los trabajadores que se encuentran en relación de dependencia y que son afiliados a la organización gremial”, señaló el secretario de Prensa del Sindicato de Camioneros, Guillermo Vargas, refiriéndose a la contención que dieron a los trabajadores del sector durante este tiempo.

En declaraciones al programa radial “Desde las Bases”, que se emite por Radio Universidad, el sindicalista aseguró que no hicieron “ningún tipo de discriminación”, pero señaló que como gremio se deben “a los choferes que aportan a la organización y se encuentran en relación de dependencia”. Además dijo que estuvieron colaborando “con tareas solidarias, con asistencia hacia los compañeros de la actividad, que en algunos casos recién están volviendo porque son compañeros de los grupos de riesgo”.

Indicó que en la provincia “el gremio ha estado presente”, aunque aclaró que no pasaron “circunstancias cómo las que se han viviendo en otros puntos del país, dónde en algunos casos algún intendente ha planteado una guerra política no dejando entrar a compañeros o planteando –en vez de un protocolo- una playa de desconsolidación fuera de las ciudades grandes, situaciones perjudiciales que han motivado un marcado rechazo y descontento en provincias como San Luis, La Pampa, Buenos Aires, Mendoza, Salta Jujuy y otras”.

Dijo que los inconvenientes se plantearon fundamentalmente en ciudades “donde los intendentes son de un color político distinto al del Gobierno nacional, esta denuncia la ha hecho (el secretario General de Camioneros a nivel nacional) el compañero Pablo Moyano, porque se ha ido en contra de los camioneros como si fuesen representantes de algún color político”, advirtió Vargas.

Al ser consultado sobre la pérdida de puestos de trabajo o cierres de empresas, situaciones que se dieron en otros sectores, el secretario de Prensa de los Camioneros dijo que “en el transporte, por el momento, no se ha cerrado ninguna empresa. Porque el transporte ha trabajado durante lo que va de la pandemia, los servicios esenciales que involucran a los camioneros –como son logística y distribución, almacenamiento, etc- han trabajado. Exceptuando por ahí algún compañero de la actividad relacionado con el petróleo, porque en algunos casos han cerrado las operaciones, o los compañeros del barrido que durante los primeros días no trabajaron. Pero el resto ha trabajado, como los que se dedican al sector de caudales, alimentos, recolección, combustible”, puntualizó.

Sobre lo que se viene, indicó que se debería estar preparados “para que se agrave la situación, porque aunque no pertenezcamos a un sector que se haya visto afectado, no descartamos que en algún momento la situación económica nos complique. Por ejemplo estamos en una lucha puntual para mantener el trabajo de los compañeros transportistas de la provincia, saliendo al cruce de los camiones con fletes que vienen desde otras provincias”, alertó.

Dijo que se trata de “camiones con fletes, que no tienen el mismo costo, y ese es un problema. Hemos hecho una reunión entre la Comisión Directiva del gremio y la Secretaría de Transporte, porque no podemos permitir que cadenas de supermercados o fábricas; ya sean textiles, metalúrgicas, plásticas, cartoneras, cargas marítimas; contraten fleteros y no a las empresas de trasporte que tienen trabajadores encuadrados bajo el convenio colectivo de trabajo”, advirtió.

Para concluir manifestó que no se puede “permitir que un chofer de Río Grande esté en su casa y que un fletero haga su tarea”, y adelantó que se intensificarán los controles por este tema entendiendo que se trata de “una competencia desleal”.

(Provincia 23)

Deja un comentario