La Ministra de Producción y Ambiente, Sonia Castiglione, recordó que la reapertura será con limitaciones en la cantidad de personal y fuertes medidas sanitarias y de seguridad.

En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en la ciudad de Río Grande, el Ministerio de Salud bajo recomendación del Comité Operativo de Emergencia y acordado con el Ministerio de Salud de la Nación, dispuso habilitar a partir del lunes 24 de agosto la actividad industrial desarrollada en el marco del subrégimen de promoción industrial, haciendo extensiva la autorización a las empresas que presten servicios para las mismas. La medida fue analizada con el Municipio de Río Grande con quien se realizarán en conjunto los controles pertinentes para asegurar el estricto cumplimiento de los protocolos dispuestos por la autoridad sanitaria. 

La Ministra de Producción y Ambiente, Sonia Castiglione, recordó que la reapertura será con limitaciones en la cantidad de personal y fuertes medidas sanitarias y de seguridad. 

“Las electrónicas y las textiles serán las que retomen a partir del lunes, teniendo en cuenta que varias plásticas ya estaban produciendo al ser proveedores de insumos esenciales, tales como alimentos y otros; así es que se retomarían la actividad con turnos de 8 horas máximo, con el tiempo para desinfecciones entre turno y turno, con el 50% de la capacidad en cada una de las plantas en el caso de las electrónicas y autopartistas, con la capacidad de transporte del 50% también, sin el uso del comedor sino con entrega de viandas individuales como lo habíamos realizado en el aislamiento anterior”, explicó Castiglione. 

Así mismo, la funcionaria se refirió a la particularidad de las medidas en las textiles y dijo afirmó que “van a ir al 80% de su capacidad productiva, dado que la cantidad de trabajadores que concentra una textil es mucha menor a la de una electrónica y los espacios de trabajo son distintos, lo que permite la posibilidad de incorporar más personal por turno, lo que sí se va a respetar es el máximo de 8 horas y la entrega de viandas, sin hacer uso del comedor”. 

El traslado del personal será, en lo posible, en móviles particulares, sin acompañantes y si se utiliza transporte colectivo, no podrá superar el 50% de su capacidad de ocupación, garantizando en todo momento la distancia social obligatoria y dando cumplimiento a los protocolos vigentes.  

Previo al inicio de la actividad la empresa deberá informar al Ministerio de Producción y Ambiente la cantidad de personal afectado por planta o espacio productivo y por turno, así como la cantidad de líneas de producción ocupadas y desocupadas en cada turno. Se mantiene vigente la indicación de  intervalos entre turnos para realizar la debida sanitización, salvo las excepciones contempladas en la normativa vigente. 

(Crítica sur)

Artículos Relacionados

Deja un comentario