La ministra de Salud Judith Di Giglio dio a conocer nuevas medidas de flexibilización que se darán a conocer esta semana, y aseguró que, aunque aparezca algún caso, no van a dar marcha atrás. Instó a aprender a convivir con el virus, y dijo que paulatinamente se van a ir habilitando otras actividades. Luego de 14 días sin casos en la provincia, destacó que “lo más importante es no tener pacientes internados, y haber logrado hasta el momento evitar el colapso del sistema sanitario”.

Río Grande.- La ministra de Salud Judith Di Giglio adelantó por Radio Provincia nuevas medidas de flexibilización, luego de 14 días sin casos en la provincia, y comenzarán esta semana con la apertura de gimnasios en Río Grande. “Los casos pueden estar, y lo importante es que podamos darle atención a las personas, por supuesto es positivo tener cada vez menos pacientes activos. Quedan solamente 36 pacientes esperando el alta, si bien todos están en perfecto estado de salud y no hay ninguno internado. Debemos esperar a los 21 días para el hisopado de alta. Casi el doble de los pacientes que se contagiaron están recuperados, y lo más importante es no tener pacientes internados, y haber logrado hasta el momento evitar el colapso del sistema sanitario”, sostuvo. “El número de casos fue mutando de manera bastante rápida al principio y, si seguíamos a ese ritmo, hubiéramos tenido un pico importante. Con el trabajo de todo el equipo sanitario logramos contener ese pico y lograr que no se siguiera transmitiendo”, celebró la funcionaria.

Respecto de la flexibilización de actividades, explicó que “cuando uno evalúa pasar de una etapa a otra, no se evalúa el número de casos, sino la ocupación de camas, el período de duplicación de casos. No quiere decir que si tenemos dos o tres casos vamos a volver para atrás o dejar de flexibilizar la cuarentena. Tenemos que aprender a convivir con el virus, como convivimos con muchas otras enfermedades”.

Observó que “siguen ingresando personas a la provincia, que no son turistas, sino fueguinos que estaban en otro lugar del país. Se realizan los controles con una barrera sanitaria y después deben cumplir la cuarentena en su domicilio. Esa es una vía de entrada, porque sabemos que el virus circula por las personas y puede haber alguna asintomática. Si observan otras provincias como Salta o Santa Fe, han estado muchísimos días sin casos y después aparecen dos o tres. Lo importante no es no tener casos sino poder darle atención a las personas”, manifestó, instando a no alarmarse si aparecen nuevos contagios.

Atención médica

En cuanto a la atención en las clínicas, informó que “ya se inició con las cirugías programadas, con las prácticas diagnósticas como endoscopías, colonoscopías. De a poco se va volviendo a atender, porque tratamos de evitar la aglomeración de personas en la sala de espera y los turnos se dan cada hora, cada media hora, no se realiza la capacidad total de cirugías porque debemos guardar un porcentaje de camas para personas con enfermedades respiratorias, pero de a poco se están volviendo a realizar todas las actividades”.

Circulación, cultos y gimnasios

También dio cuenta de la flexibilización para circular y adelantó la posibilidad de concurrir a iglesias. “Ya tenemos la posibilidad de circular más a través del número de patente, los cultos seguramente iniciarán esta semana, no serán misas pero sí la posibilidad de ir a la iglesia e ingresar con un protocolo. Con respecto a los gimnasios, lo venimos trabajando con los municipios y seguramente esta semana sacaremos una resolución para que empiecen primero los gimnasios de Río Grande y luego los de Ushuaia. Cada 14 días vamos habilitando distinto tipo de actividades”, expresó.

Las visitas sociales serán “la próxima etapa y estamos organizando esto junto con el Ministerio de Salud de la Nación. Nosotros hacemos prevención y el control ya queda en las personas. Vamos a ir permitiendo encuentros familiares, sociales, por supuesto con un número reducido de personas, y esto pasa a ser parte de la vida individual”, sostuvo.

Congestión del 107

Consultada sobre algunas quejas por la falta de respuesta del 107 y pedidos de hisopado, indicó que “cambió la modalidad de las llamadas, que habitualmente eran por emergencias, como un accidente de tránsito, una convulsión en el domicilio o un dolor de pecho fuerte, y le agregamos los síntomas respiratorios, para evitar el movimiento de las personas. Esto hace que cualquier persona que tenga un síntoma diferente, un dolor abdominal o cualquier otro síntoma, llame al 107. Se entendía que la ambulancia debía acudir ante cualquier síntoma, pero las guardias de las clínicas y los centros de salud siempre siguieron abiertas para que la persona pudiera acudir. Esto sigue funcionando de la misma manera y puede haber situaciones de disconformidad”, concedió.

“El grupo de personas que realiza el hisopado no está en la guardia sino en el 107 y tienen una ambulancia que no está en el hospital sino en el 107. El hisopado no atiende emergencias, es un estudio diagnóstico que se hace en el domicilio para evitar la circulación de las personas con síntomas respiratorios. Eso lo hemos logrado con un éxito total, porque más del 90% de los hisopados se ha realizado en los domicilios. Si alguien llama con algún síntoma al 107, se deriva la llamada a un médico que está de guardia durante el día, quien clasifica la llamada, habla con el paciente y evalúa cuál es el mejor momento para realizar el hisopado. Es mejor si lo realizamos entre las 48 y las 72 horas el inicio de los síntomas, no el mismo día, pero si uno tiene fiebre y dificultad para respirar, va la ambulancia de emergencias con el médico de guardia. Cualquier emergencia tiene ambulancias y médicos diferentes”.

En la última etapa

Finalmente se le preguntó si la provincia ya entró en la fase 5, que sería la última de la cuarentena: “La cuarentena se fue realizando por etapas pero cada provincia está en una fase diferente y fue flexibilizando de distinta manera. Hay provincias que ya tienen gimnasios abiertos, visitas sociales, otras no. Tierra del Fuego está en diferentes fases dentro de la misma provincia, porque es probable que esta semana inicien actividades en Río Grande que luego iniciarán en Ushuaia. Seguimos en cuarentena porque hay actividades que no se realizan, como la educativa o la administración pública. Aunque tengamos casos, vamos a tener que seguir flexibilizando, abrir el turismo, por supuesto de una manera paulatina, y esto está pasando en el mundo. Sabemos que en la ciudad de Buenos Aires va a haber más casos y tenemos que aprender a convivir con el COVID, estando alertas. Todavía no ha colapsado el sistema sanitario en el país y este es nuestro objetivo. Nadie en el mundo puede decir que el virus no está. Tenemos 14 días sin casos, pero por encerrarnos no quiere decir que no tenemos más virus. Por supuesto es una gran noticia no tener casos desde hace dos semanas y nos va a permitir tomar muchas decisiones. Esto no quiere decir que hay que dejar de cumplir las normas de prevención, que vamos a tener que mantener por un largo período, pero no va a suceder que por un caso cierren los comercios o volvamos atrás con las medidas de flexibilización. Para eso tiene que haber un número importante de casos”, concluyó.

(Provincia 23)

Deja un comentario