Por la decisión de las empresas agrupadas en AFARTE de no abonar la totalidad de los haberes. Aseguran que la medida debe ser considerada una “falta grave”, en el marco de los decretos referidos a la pandemia y la cuarentena que se debe guardar. Dicen que el mismo debería ser “encuadrado en las acciones que pueden ser condenadas por los órganos de aplicación, tanto administrativos como judiciales”.

Río Grande.- La Comisión Directiva de la UOM Seccional Río Grande y el Congreso de Delegados, difundieron una nota dirigida al gobernador, Gustavo Melella; al Jefe de Gabinete, Agustín Tita y al ministro de Trabajo de la Provincia, Marcelo Romero, donde solicitan que se considere como “delito grave” el no pago de la totalidad de los haberes a los trabajadores metalúrgicos de la ciudad. Pide una urgente intervención.

El texto comienza denunciando el “incumplimiento” por parte de las empresas de “las obligaciones vigentes por decretos”, respecto del pago de los haberes en el marco de la cuarentena resuelta en el ámbito nacional y provincial. Lo hace mencionando que el presidente de la cámara empresarial AFARTE, Federico Hellemeyer, hizo “público que las empresas metalúrgicas de Río Grande han decidido corporativamente liquidar a las y los trabajadores, solamente el 70% de los salarios correspondientes al mes de marzo de 2020”.

Denuncian, desde la UOM Río Grande, que el propio Hellemeyer señaló que “esta maniobra repudiable tiene por objeto obligar a las organizaciones sindicales a sentarse a discutir condiciones por la situación existente”. Además manifestaron que “esta actitud de AFARTE y las empresas, propias de miserables como lo ha expresado el presidente de la Nación Alberto Fernández, pretende condicionar a las y los trabajadores en este difícil momento”.

“Rechazamos y repudiamos esta maniobra de AFARTE”, expresaron desde la comisión directiva y el Congreso de Delegados de la UOM local; asegurando que son víctimas de “un grave ataque a nuestra organización gremial, a las y los trabajadores metalúrgicos y a los derechos individuales y colectivos”.

Los metalúrgicos piden una “urgente intervención” por parte de las autoridades provinciales, denunciando la existencia de una “maniobra artera y repudiable” que constituye “un grave delito, encuadrado en las acciones que pueden ser condenadas por los órganos de aplicación, tanto administrativos como judiciales”.

En la nota recuerdan el carácter alimentario del salario y señalan que, con este recorte, “se puede inferir (que a los trabajadores) los están empujando a condiciones de hambruna, en medio de la pandemia reconocida por la Organización Mundial de la Salud”.

Trabajo convocaría a una reunión

Por su lado, el gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella, solicitó al Ministerio de Trabajo y Empleo de la provincia convoque en carácter de urgente a una reunión entre la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE), con el fin de analizar las cuestiones salariales del mes en curso y empezar a proyectar un trabajo mancomunado para el futuro de la industria fueguina.

“Desde el Gobierno provincial llamamos al compromiso y la solidaridad del sector empresario privado. Debemos apoyar a los trabajadores que han acompañado el crecimiento de las empresas y que hoy ponen el hombro para que salgamos de esta crisis”, subrayó el Jefe del Estado fueguino.

“Nuestras puertas están abiertas al diálogo para que juntos trabajemos en encontrar soluciones y dar respuesta a los distintos escenarios que puedan presentarse. Es necesario ser solidarios en este momento, de apoyarnos entre todos, y evitar que la crisis económica perjudique aún más las economías de los hogares fueguinos”, insistió Melella.

(Provincia 23)

Artículos Relacionados

Deja un comentario