Todo ocurrió el mismo 8 de marzo. La Policía investiga los dos hechos. La joven que apareció en un contenedor habría sido abusada.

En apenas 24 horas, y en el Día de la Mujer, Río Grande fue escenario de dos violentos hechos de violencia de género que por estas horas son investigados por la Policía.

El primero de ellos tiene como víctimas a dos jóvenes mujeres que salieron a bailar en la noche del sábado al boliche La Barra y fueron secuestradas por un sujeto que las abordó y las subió a su vehículo amenazándolas con un hacha.

En ese momento comenzó lo peor: el violento salió de la zona urbana y mediando amenazas llevó a las dos mujeres a cercanías de estancia Las Violetas, donde las dejó literalmente tiradas.

Las mujeres lograron pedir auxilio a los estancieros, siendo luego asistidas por la Policía. Una de las mujeres presentaba una lesión cortante en la zona de la cabeza, por lo que fue derivada al Hospital. Una vez allí dio detalles escalofriantes del ataque: manifestó que el agresor constantemente amenazaba con asesinarlas e incluso resaltaba el hecho de encontrarnos en el Día de la Mujer.

Mientras tanto, se logró dar con el vehículo del sospechoso, que aparentemente volcó cerca del Cabo Domingo: dentro del rodado estaba el hacha. La Policía todavía no dio detalles sobre el agresor.

Casi a esa misma hora tenía lugar, a varios kilómetros, otro preocupante hecho que merece toda la atención de las autoridades: vecinos de Chacra II encontraron dentro de un contenedor a una joven menor de edad.

Con claros signos de intoxicación, la adolescente reconoció ante la Policía haber sido víctima de un abuso sexual. La investigación está sumida en el máximo hermetismo, tal y como indican los protocolos.

(Nuevo día)

Deja un comentario