El mismo cuenta con todas las recomendaciones requeridas por el Ministerio de Salud de Nación. Se pretende una apertura comercial de manera paulatina, ordenada y segura, y que cumpla con los protocolos necesarios.


El Municipio de Río Grande elaboró un protocolo que será elevado al Comité Operativo de Emergencia para su correspondiente tratamiento. En el mismo, se detallan las medidas que se buscan implementar para avanzar hacia la apertura de comercios. Será de manera ordenada y segura, cumpliendo con los correspondientes protocolos. Cabe destacar que el Municipio ya viene trabajando en la elaboración de protocolos para la apertura de oficinas municipales, como por ejemplo, en las áreas de Tránsito y Rentas.


Es importante recordar que la ciudad de Río Grande lleva 28 días sin casos confirmados. A raíz de ello, el intendente Martín Perez planteó la posibilidad de analizar una apertura comercial, pensando en la difícil situación que atraviesan los comerciantes debido a que muchos de ellos no pudieron abrir sus puertas desde que inició la cuarentena.


Sin descuidar lo logrado hasta el día de la fecha, se pretende una apertura de comercios de manera paulatina, respetando todos los protocolos necesarios para evitar aglomeración de personas dentro de los mismos, y con las medidas de seguridad e higiene necesarias.


Al respecto, la directora de Seguridad e Higiene y Medicina Laboral, Dra. María Eugenia Cóccaro, comentó que, en el marco de la situación epidemiológica de Río Grande, «donde tuvimos pocos casos, todos con nexo epidemiológico y con una brecha de más de 20 días sin casos nuevos, el intendente Martín Perez evalúa, ante el COE, proponer distintos planes de contingencia para el posible inicio de la actividad comercial en rubros que, hasta el momento, no fueron autorizados por Nación y Provincia».


En este sentido, señaló que «en la propuesta que realizamos se plasman normas para el comerciante y para los clientes, con el objetivo de minimizar la propagación viral. Estamos en condiciones, acorde a todas las recomendaciones de Nación, para continuar con una nueva etapa donde se flexibiliza la actividad comercial bajo estrictas normas de prevención».


«Respetando las normas básicas de prevención como la higiene de manos y respiratoria, el distanciamiento, y educando a los vecinos en estas normas de prevención y de la importancia que reviste la responsabilidad social, estamos seguros que podemos dar inicio a una apertura comercial gradual para mejorar el desarrollo económico de la ciudad sin descuidar la salud de la comunidad», aseguró la Dra. Cóccaro.

Artículos Relacionados

Deja un comentario