Ayer, el Parlamento del Mercosur brindó un fuerte respaldo a las políticas del Gobierno argentino respecto de la Causa Malvinas. Fue en el marco de una reunión virtual a la que fue invitado el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus.

BUENOS AIRES.- Ayer, el Parlamento del Mercosur (Parlasur) brindó un fuerte respaldo a las políticas del gobierno argentino respecto de la Causa Malvinas. Fue en el marco de una reunión virtual de la Comisión de Asuntos Internacionales, Interregionales y de Planeamiento Estratégico del Parlasur, canalizada por la Subcomisión de Malvinas, a la que fue invitado el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus.


Durante el encuentro Filmus brindó un informe pormenorizado de las últimas gestiones realizadas por la Argentina y de los próximos pasos a seguir. “Desde la Cancillería seguimos los lineamientos planteados por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien aseguró en su discurso de asunción que el reclamo de soberanía que fija la Disposición Transitoria Primera de nuestra Constitución nacional es uno de los objetivos prioritarios de la política exterior de su gobierno, que trabaja intensamente para que se constituya en una política de Estado”, destacó el secretario.


Filmus subrayó también que “en esta dirección el Presidente ha vuelto a dotar de jerarquía de Secretaría de Estado al área dedicada a esta temática y ha convocado al trabajo conjunto a todos los sectores políticos y sociales sin distinciones sectoriales o partidarias”.


“La Cancillería argentina ha fortalecido el trabajo que realiza a nivel nacional, bilateral y en los organismos multilaterales en los que participa. También lleva adelante acciones en las embajadas argentinas y a través de las Comisiones para el Diálogo por Malvinas que se están constituyendo en numerosos países”, agregó.


Los participantes de la reunión destacaron que la Causa Malvinas no es una cuestión privativa de los argentinos, sino de todos y cada uno de los países de Latinoamérica. El encuentro, presidido por el parlamentario Oscar Laborde, tuvo una amplia participación de parlamentarios y parlamentarias de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Venezuela.


Los parlamentarios y las parlamentarias reafirmaron el apoyo de sus países y gobiernos a la Causa Malvinas, y la necesidad de que en los organismos multilaterales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y las Naciones Unidas se trabaje para que el diálogo bilateral con el Reino Unido, en los términos planteados por la resolución 2065 de la ONU, sea el camino para la recuperación del ejercicio la soberanía sobre Malvinas.


“Estamos convencidos de que no hay más lugar para el colonialismo en el siglo XXI. Por ello continuaremos trabajando cotidianamente, siempre a través del camino de la paz y la diplomacia, para lograr avanzar en el proceso de negociación que permita encontrar una solución definitiva de la Cuestión Malvinas”, aseguró Filmus.


En relación al apoyo de los países de la región, el secretario de Malvinas afirmó que “desde la usurpación de las Islas Malvinas por el Reino Unido en 1833, los países latinoamericanos han manifestado su solidaridad con la Argentina y afirmado que se trataba de una agresión colonial que atacaba la soberanía de toda la región. A partir de su conformación, los organismos multilaterales regionales también se hicieron eco del reclamo de nuestro país”.


A las declaraciones anuales de la Asamblea de la OEA en apoyo al contenido de la Resolución 2065 de las Naciones Unidas, se le sumaron más recientemente numerosas manifestaciones del Mercosur, la Unasur, la Celac, la Olade, la ALADI, el Grupo de Río, las Cumbres Iberoamericanas, la Cumbre de países africanos y latinoamericanos, la Cumbre de países árabes y latinoamericanos, la Zona de Paz del Atlántico Sur (ZPCAS), el Parlatino y el Parlasur, entre otros, que se manifestaron sobre la Cuestión Malvinas con un contundente respaldo a la posición de la República Argentina.


“Estas renovadas muestras de apoyo evidencian que la controversia se ha consolidado como una causa de todos los países de la región. No sólo porque la usurpación territorial lastima a la Argentina y a todo el Cono Sur, sino también porque las consecuencias de esta permanencia colonial constituyen una agresión a la soberanía, integración y desarrollo de todo el continente”, concluyó Filmus.

(El sureño)

Deja un comentario