El titular de SETIA y secretario General de la CGT Regional Río Grande, Mariano Tejeda, cuestionó el bono de 5 mil pesos acordado a nivel nacional. Se despegó de la conducción de la CGT R.A. y aseguró que la medida es solo “el último manotazo de ahogado que está dando el gobierno”.

Río Grande.- El titular de SETIA y secretario General de la CGT Regional Río Grande, Mariano Tejeda, fue consultado acerca del bono de 5 mil pesos que acordó el Gobierno nacional con la CGT R.A., y señaló que “en primer lugar, hay que aclarar que las regionales de las CGT de todo el país no somos consultadas para los acuerdos o arreglos a los que llega la conducción nacional. Esto quiere decir que este es un acuerdo al que llega la conducción nacional de la CGT”, aclaró Tejeda.


Después indicó que “obviamente, cuando se le pone plata en el bolsillo a los trabajadores -ya sea del ámbito privado, estatal o de servicios- es algo bueno. Pero hay que analizar la forma en la que se da, estamos hoy en una época difícil del país, vienen las elecciones y con un gobierno en retirada creo que no es más que un engaño hacia el electorado, pensando de que así van a tratar de cambiar las cosas si es que son elegidos nuevamente”, deslizó.


Aunque desechó la posibilidad de que los trabajadores sean engañados, advirtiendo que “son 5000 $ no remunerativos, cuando ya el sueldo de los trabajadores ha sido licuado prácticamente en un 60% por la inflación galopante a la que nos llevó este gobierno. Además, ante la exigencia de los empresarios, estos 5000 $ nos son más que un adelanto de las paritarias previstas para el año que viene. Entonces lo que dan hoy lo van a sacar mañana”, alertó el dirigente de la CGT local.


Tejeda además mencionó que los fueguinos “estamos en una provincia que fue devastada por el gobierno nacional. Da tristeza caminar por el parque industrial y, con la cantidad de desocupados que tenemos, esto no soluciona absolutamente nada”, remarcó el titular del SETIA. 


Volviendo a mencionar las diferencias que tienen con los dirigentes nacionales de la Confederación General del Trabajo, indicó que “como CGT desde la Regional Río Grande, en conjunto también con los compañeros de Ushuaia y 40 regionales de todo el país, hemos enviado sendas notas criticando a la conducción nacional que nunca han sido respondidas”.


“De hecho nos han cerrado las puertas, hay que tener en cuenta que con este tipo de acuerdos -que se realizan en el ámbito nacional- lo único que hacen es generar un problema todavía mayor a las regionales de la CGT. Porque ahora los empresarios, seguramente, saldrán a decir que con la situación que están atravesando no van a poder asumir este costo. Con lo cual terminan generando un conflicto en un futuro muy cercano, cuando tengan que pagar ese bono”, reiteró Mariano Tejeda.


El dirigente textil indicó que la decisión de otorgar el bono “es como el último manotazo de ahogado que está dando el gobierno, también hay que entender que hay empresas que tienen mucha espalda económica y otras que están cayendo. No es lo mismo una empresa grande que los talleres que están viendo cómo se sostienen en el día a día”, advirtió.
Según entendió Tejeda, la medida “va a terminar generando conflictos de todo orden en las distintas provincias del país y lo cierto es que con esto no van a solucionar el hambre, ni vamos a tener empleo genuino nuevamente, ni se va a poner dinero en el bolsillo al conjunto de los trabajadores para poder paliar una situación dificilísima que vemos todos los días. Con miles de compañeros que perdieron su fuente de trabajo”.


“Esa es la situación en la que nos metió este mismo gobierno con sus políticas, con el supuesto mejor equipo de los últimos 50 años. Metiendo nuevamente al Fondo Monetario Internacional en la Argentina e incentivando la bicicleta financiera, mientras dejaba de lado la producción nacional y la industria”, concluyó el sindicalista.

Artículos Relacionados

Deja un comentario