El secretario de Gestión Ciudadana Gonzalo Ferro dio a conocer problemas de agua por la mala instalación de medidores, la falta de una planta de rebombeo para la margen sur, donde la cisterna está prevista para la mitad de la población que existe. Además expuso falta de maquinaria en el Municipio, calles que se construyeron sin pluviales y falta de mantenimiento de sumideros. Luego de resolver la coyuntura generada por la ola polar, comenzarán los trabajos de fondo para resolver las deficiencias estructurales que dejó la gestión anterior, dijo.

Río Grande.- El secretario de Gestión Ciudadana del Municipio de Río Grande, Gonzalo Ferro, se refirió por Radio Universidad 93.5 al refuerzo que se está realizando con el operativo invierno, a raíz de las temperaturas extremas que se registran en la zona norte, y han dejado al descubierto serias fallas de infraestructura.

“Hemos puesto en marcha un fuerte operativo invernal para hacerle frente a esa ola polar que está atravesando la ciudad de Río Grande. Debemos reconocer que es una ola polar histórica, porque hace más de 30 ó 40 años que no se tenían temperaturas tan bajas en Río Grande y de forma tan sostenida. Son 15 grados bajo cero con fuerte precipitación de nieve”, señaló.

“En términos generales, esta ola polar histórica ha puesto de manifiesto una falta de planificación y de infraestructura en la ciudad en la órbita municipal. Así como hay obras viales que falta hacer, hay obras hídricas que faltan y el municipio no cuenta con maquinaria vial que permita atender con herramientas propias esta situación. Hemos tenido que acudir también al sector privado, para solicitar maquinaria vial y completar la flota municipal”, indicó el funcionario.

“Tenemos entre 55 y 60 máquinas en la calle, entre retroexcavadoras, motoniveladoras, camiones cargueros, camiones saleros y algunas máquinas más, para poder trabajar en la ciudad de manera ordenada y planificada. Para este operativo invernal de fuerte envergadura hemos solicitado un 40% de máquinas del sector privado, para completar la flota municipal. De esa manera podemos atender las distintas zonas de la ciudad”, explicó.

“Hemos dividido la ciudad en siete zonas y distribuimos la flota de maquinarias y las cuadrillas de personal municipal de manera estratégica para poder atender las distintas realidades. Es importante que tanto el intendente como todo el equipo de gestión están abocándose a la situación que atraviesa la ciudad y estamos haciendo todos los esfuerzos humanos y materiales posibles para poder atender las dificultades que se presentan”, aseguró.

Sin mantenimiento

El secretario dio cuenta del “trabajo importante para el mantenimiento de la flota y proyectamos incorporar maquinaria que hace falta en el municipio, pero con lo que tenemos estamos haciendo un enorme esfuerzo, y le queremos agradecer a los trabajadores municipales, porque durante la madrugada incluso siguen trabajando en la calle, despejando las arterias principales, que ha sido la prioridad, lo mismo las rutas de recorrido de los colectivos y el resto de las calles, porque hay hielo acumulado. Se han despejado los espacios públicos, las bicisendas. El intendente está siguiendo el operativo con todo el equipo de gestión y la verdad el esfuerzo que se está haciendo es muy grande”, reiteró.

“Le pedimos un poco de paciencia a los vecinos, porque prontamente se va a resolver esta cuestión. Es importante garantizar la transitabilidad y la seguridad de los vecinos de la ciudad. Esta situación atípica de la ola de frío ha puesto de manifiesto una serie de deficiencias que tiene la ciudad, producto de la falta de planificación y de la falta de inversión en obras importantes. Puntualmente la problemática del agua se pone en evidencia todos los años en Río Grande, principalmente en la temporada de invierno, y tiene que ver con la infraestructura que tiene que garantizar el Estado municipal, que está más de manifiesto en la margen sur de la ciudad, producto de que hay un solo caño con un diámetro muy corto, de 400 centímetros cúbicos, que recorre 12 kilómetros desde la planta El Tropezón hasta la margen sur, sin ninguna reimpulsión en el medio ni ninguna planta de rebombeo en medio, que es lo que hace falta”, planteó.

“Esto es lo que tenemos proyectado hacer y, de hecho, el intendente Martín Pérez ha firmado un convenio con el gobierno de Alberto Fernández para hacer esa obra, que es necesaria, y llevar mayor caudal a la margen sur. El sector tiene una cisterna pensada para una población de 20 mil habitantes y hoy tenemos 40 mil. También hay una cuestión vinculada con la infraestructura domiciliaria, que es parte de la responsabilidad que tienen los vecinos. Cuando no se hace correctamente la instalación de las cañerías a la profundidad que corresponde o no se recubren los caños con los elementos que corresponden, aparece el problema del congelamiento de las cañerías domiciliarias. Es el cuadro de situación que tenemos en términos de infraestructura”, describió Ferro.

“En el afán de los vecinos de no perder la corriente de agua, dejan abierta la cañería, y eso hace que se pierda caudal de agua, que se pierda presión. Son problemas de arrastre que tiene Río Grande ya desde hace muchísimos años. Hoy desde el municipio estamos haciendo todos los esfuerzos para acercar provisión de agua a las zonas de la ciudad que no la tienen, para poder despejar todas las arterias de la ciudad y los espacios públicos de nieve y de hielo. Una vez que sorteemos esta situación, vamos a avanzar en las obras que hacen falta para que esto no vuelva a suceder, y no nos encontremos el invierno que viene con la misma problemática”, adelantó.

Además recordó la norma que establece que cada frentista “tiene que la obligación de retirar la nieve y el hielo de su vereda para evitar accidentes. También estamos proyectando lo que va a ocurrir después con el deshielo, cuando empiecen a elevarse las temperaturas, porque ahí vamos a tener el problema de acumulación de agua en la ciudad, producto también de la falta de planificación y de que se han hecho calles sin pluviales, o no se han mantenido los sumideros de la ciudad, que se hicieron en la época del ’90 y no tuvieron el mantenimiento que corresponde”, cuestionó.

“A comienzos de la gestión, en el mes de enero, comenzamos una tarea de mantenimiento, limpieza de los sumideros de la ciudad, para que desagote cuando tenemos precipitaciones. Hoy estamos con un 30% de los sumideros con ese mantenimiento realizado. Es un esfuerzo que también estamos haciendo porque esa tarea en el tiempo que pasó tampoco se realizó”, expuso.

“Lo importante es que los vecinos sepan que el Estado municipal está haciendo un esfuerzo enorme para resolver esta situación coyuntural, producto de la fuerte ola de frío”, dijo, y dio a conocer que “a principios de año, proyectando el invierno que se avecinaba y sin saber que iba a ser tan atípico y con temperaturas tan bajas, el municipio firmó un convenio con el gobierno de Santa Cruz. Producto de este convenio hemos recibido varias toneladas de urea, que es lo que se está tirando para que ablande el hielo y puedan pasar las máquinas retroexcavadoras para removerlo y el camión carguero para retirarlo. Ese es el trabajo que se está haciendo en este momento. El precio que se consiguió de esta urea es significativamente más bajo que el del mercado. Lo produce el gobierno de Santa Cruz con empresas del Estado y lo ofrecen a un precio mucho menor. Tenemos una provisión grande para atender todo el invierno la acumulación de hielo”, garantizó.

“Hay todo un trabajo por hacer con relación a las conexiones domiciliarias de agua. La realidad de los barrios de la ciudad es distinta, puntualmente los barrios de la zona sur de la ciudad, que se conformaron originalmente de manera irregular, tienen mayor dificultad porque las conexiones en términos generales no son las mejores. El casco céntrico tiene conexiones que datan de muchos años y han tenido varias averías. Hay zonas de la ciudad donde hay barrios nuevos, donde se han hecho buenas instalaciones, pero el medidor que colocó el municipio está con dificultades”, observó, dado que no tendrían la profundidad necesaria ni la calidad que correspondería.

“Tenemos el mandato del intendente de garantizar los servicios básicos en toda la ciudad y fundamentalmente la provisión de agua. Pasada la temporada invernal tendremos que seguir trabajando para el cumplimiento de las normas, porque hay una ordenanza que establece la obligatoriedad de colocar un tanque en los domicilios, con una bomba para que pueda cargarse, y evitar perder presión en las redes. Esto es responsabilidad de los vecinos pero el Estado va a estar acompañando. No corresponde que se conecte directamente la bomba a la red, eso está normado y hasta penalizado por ordenanza”, sentenció.

Carnets vencidos

Por otra parte, anunció una ampliación del horario de atención para renovar carnets vencidos. “El intendente prorrogó por decreto los plazos de vencimiento de las licencias de conducir en Río Grande. Desde el 14 de febrero y hasta el 15 de octubre inclusive rige esa prórroga, por lo cual a todos los vecinos que se les venció el carnet en ese lapso lo tienen prorrogado por 90 días a contar desde la fecha de su vencimiento. Sin perjuicio de eso, tenemos el área de Licencia de Conducir trabajando en esta nueva normalidad, con el cumplimiento de los protocolos de seguridad. La demanda es alta y, para dar respuesta, a partir de esta semana hemos duplicado el horario de atención, y se atiende de corrido desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la noche, todos los días de lunes a viernes. Los vecinos pueden ingresar a la página web del Municipio y sacar su turno para la atención, a fin de hacer la renovación”, dijo.

“A partir del 1° de agosto vamos a lanzar las inscripciones para el curso de los que van a sacar la licencia de conducir por primera vez. Vamos a reanudar este servicio municipal con un cursado online de la capacitación y con el examen final previo al examen práctico. A partir de agosto todos los vecinos van a poder tramitar su licencia por primera vez”, manifestó.

Finalmente pidió a los vecinos “colaboración con la limpieza de las veredas. Es importante para evitar accidentes”.

(Provincia 23)

Deja un comentario