La movilización fue convocada por la familia de una mujer de 68 años que desde el 3 de octubre pasado está internada en sala de cuidados intensivos del Hospital, pidiendo su familia por que se haga respetar la ley 1323 de derechos del paciente, y tener garantizada una visita diaria de minutos.

«Nos dicen que no tienen los recursos, una provincia que recibió 1800 millones por una pandemia, y un hospital al que le dijimos que nosotros llevábamos el kit de seguridad, ni así nos permitieron verla», dijo Pablo Torres, esposo de la paciente.

En ese sentido señalaron, «sabemos del esfuerzo de médicos y personal sanitario, pero queremos se respeten nuestros derechos, tuvimos que ir a la Justicia, nos dio el juez civil López Tilli un fallo a nuestro favor que el Gobierno apeló, y la Cámara de Apelaciones que tiene al juez Nené Loffler, al que casualmente el Gobierno la amplió el Superior Tribunal de Justicia para que pueda ocupar una banca, falló en nuestra contra», señalaron respecto del fallo de la Sala Civil al pedido de la familia.

Ante ello anunciaron que irán en casación ante el Superior Tribunal de Justicia, y «esperamos que la Justicia y el máximo tribunal nos garanticen este derecho tan elemental, que la OMS dice que un paciente en coma ante una caricia, la voz de un familiar, un ser querido, siente una leve mejoría. Mi señora hace un mes que está rodeada de gente desconocida sin contacto con la familia», concluyó Pablo en su pedido.

A esto se sumaron experiencias de integrantes de otras familias, incluso algunas que aseguraron perder familiares tras «semanas sin verlos».

Personal policial se acercó a constatar la realización del acto, y la garantía de las medidas de seguridad, en un Cono de Sombras repleto de personas en los playones deportivos, incluso jugando al fútbol.

(Actualidad TDF)

Deja un comentario