De acuerdo al protocolo establecido por el INFUETUR y aprobado por el COE, se establecen una importante cantidad de normas para el funcionamiento de locales gastronómicos que deberán respetar el distanciamiento social.

USHUAIA.-Entre las medidas más destacadas para el funcionamiento de los locales con presencia de comensales se establece que se deberán brindar opciones de pago a través de medios digitales que eviten la manipulación de dinero, por ejemplo, tarjetas de débito, crédito, billeteras virtuales y/o pagos con códigos QR.


Asimismo, se sugiere exhibir el menú en carteles, atriles o pizarras, dispuestos en el exterior y/o interior del local y presentar la carta al comensal en formato digital o plastificada para facilitar su desinfección.
Se requerirá durante el ingreso y la permanencia de personas el uso de tapabocas que cubra la nariz, la boca y el mentón, mientras las normas lo exijan y se evitará la colocación de manteles en las mesas para lo cual, se utilizarán individuales que serán retirados luego de cada uso para su limpieza y desinfección. En caso de tener que utilizar manteles, deberán cubrirlos con un protector de nylon cristal para facilitar su limpieza o cambiarlos tras la utilización de cada cliente. Las servilletas del servicio deben ser de papel, sin excepción.


Por otra parte, se implementará una adecuada política de lavado de vajilla y se evitará utilizar vasos, platos y cubiertos descartables ya que genera mucho residuo. Así, se ofrecerá a los clientes solución de alcohol 70 %, agua 30 % antes de ingresar.


No se podrá disponer de utensilios (platos, vasos, etc.) en las mesas antes de la llegada de los comensales y se evitará en la medida de lo posible el autoservicio de alimentos, al tiempo que se cambiarán frecuentemente las pinzas, cucharas y otros utensilios utilizados. El protocolo sugiere a bares y restaurantes ofrecer platos a la carta, en porciones individuales y disponer bebidas cerradas en botella o lata.


Por otro lado, habrá que disponer las mesas en el salón de tal forma que las distancias entre el respaldo entre sillas de una mesa y otra sea superior a 1,5 m. Se establece a su vez indicar la capacidad máxima de personas en las áreas de uso común, según los metros cuadrados del espacio, que permitan cumplir con la distancia social reglamentaria.

(El sureño)

Deja un comentario