Por/ Telma Luzzani

Elizabeth Gómez Alcorta, ministra argentina de las Mujeres, Géneros y Diversidad, alertó sobre la desigualdad estructural y sostuvo que el trabajo femenino es invisibilizado. ¿A cuánto equivale la cantidad de horas diarias que usamos las mujeres para las labores domésticas no remuneradas? Al 16 por ciento del PBI», señaló la funcionaria.

«El sistema está organizado de modo tal que las mujeres y la diversidad tenemos ciertos obstáculos para ejercer nuestros derechos», apuntó Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Argentina.

Además de estar más expuestas a la violencia, las mujeres cuentan con una situación desfavorable en el ámbito económico.

«Triplicamos las horas de cuidado en comparación con los varones, esto es, en hacer compras, limpiar la casa o cuidar a los niños», dijo.

«Las mujeres usamos unas seis horas promedio por día para cuestiones domésticas. ¿A cuánto equivale esta cantidad de horas diarias de trabajo no remunerado? Es el 16 por ciento del PBI, más que la industria y el comercio juntos», subrayó la funcionaria.

Asimismo, Gómez Alcorta señaló que «esto tiene un patrón cultural», ya que se cree «que las mujeres criamos mejor a los hijos». «Si hay 4 horas de diferencia de cuidado de las mujeres sobre los varones, son 20 horas semanales, mil horas al año, de la cuales los varones disponen para trabajar más, hacer política, estudiar y jugar al fútbol», sostuvo.

«Nosotras carecemos de tiempo de ocio. Esa diferencia nos imposibilita estar más horas en los sindicatos, en las mesas de debate de los partidos políticos, de las universidades, y trabajar más horas y ganar más dinero», agregó la ministra.

En tanto, se refirió a la violencia de género en plena pandemia, cuando «una persona que atraviesa una situación semejante tiene que convivir obligadamente con el agresor».

«Los datos muestran que los casos aumentaron un 25 por ciento desde el 20 de marzo», adujo.

Muchas de las agresiones ni siquiera llegan a ser denunciadas. «El Poder Judicial ha sido un ámbito masculino, conservador y clasista«, dijo Gómez Alcorta, quien añadió que «el 20 por ciento de las víctimas de femicidios y travesticidios accedieron antes a hacer denuncias judiciales, pero el otro 80 por ciento no confía en la Justicia».

Respecto al debate parlamentario sobre la legalización del aborto, admitió que, si bien «el proyecto está listo», no se puede pedir al Ministerio de Salud «que se pongan al frente», sobre todo cuando «estamos en un momento de la pandemia donde los números siguen creciendo».

(Sputnik)

Artículos Relacionados

Deja un comentario