Por/Natalia Oliver

Aquí nos encontró el aislamiento social, con les chiques dentro de las casas las 24 horas seguidas por más de 20 días. Con incertidumbres y miedos, tejiendo en la intimidad de lo cotidiano el afecto con todas sus contradicciones. Es en ese lugar, donde entra la posibilidad de generar la distancia que solo da la imaginación poética.

El motor de las niñas, niñes y niños

Los más chicos tienen la capacidad de asombro que es el deseo de conocer. Las chicas y chicos se acercan fascinados al misterio con asombro y humildad, y esta capacidad hace que pueda conocer un mundo cada vez más grande.

Pero el mundo adulto pareciera correr tras la obsesión por adelantar etapas cognitivas y afectivas de las infancias.

Existe algo así como la reducción de las infancias, se trata de una obsesión por no quedarse fuera de juego. Entonces las y los adultos muchas veces ofrecemos que descubran las cosas por otros, esto lleva a frustrar la imaginación del niño matando sus ilusiones, la imaginación, el asombro y la creatividad, provocando así lo que algunos especialistas llamaron acortar la infancia.

Jugar por jugar

Por eso aprovechemos esta cuarentena para jugar por jugar, sin que medie la insistente idea de jugar para educar. Esta última es una gran jaula que encierra a nuestros pibes y los mantiene en un formato de expectativas adultas.

En el juego la niña, niñe descubre sus preferencias y sus capacidades; jugando descubre que se divierte más saltando que corriendo o luchando con el adversario. Por eso, es muy valioso que ellos puedan organizar sus propios juegos.

Como quedarse en casa es una condición nueva, el reconocido Pedagogo italiano, Francesco Tonucci, propone algunas ideas como: cocinar, limpiar, cuidar a las plantas, desarmar objetos para inspeccionarlos, descubrir cómo funciona el circuito eléctrico y las cañerías. Hay mucho por descubrir del funcionamiento de una casa y que esta ligado al conocimiento.

También nos invita a ofrecerle a cada niña, niño de la casa un cuaderno que usen como diario secreto, donde puedan tener su intimidad dentro de su casa.

Técnicas para inventar historias de Gino Rodari

En estos días de aislamiento social obligatorio y preventivo te proponemos algunas técnicas para que las y los más chicos puedan inventar historias y así poner a volar su imaginación creando narrativas propias.

Tomamos del libro «Gramática de la fantasía» de Gianni Rodari podemos encontrar estas cinco técnicas para trabajar la escritura creativa con nuestros alumnos.

1. El binomio fantástico:

Para elegir un binomio fantástico es bueno hacerlo mediante el azar. Por ejemplo: armario y perro. Un armario por sí solo no suele hacer reír ni llorar, pero formando pareja con un perro, es otra cosa: el perro en el armario, el perro con el armario, el armario del perro, el perro sobre el armario, etc.El binomio nos puede ofrecer historias fantásticas variadas. Por ejemplo: El armario del perro me parece sobre todo una buena idea para arquitectos. Está hecho para guardar el abriguito del perro, la colección de los bozales y las correas.2. Qué ocurriría si…:
Se trata de hacernos preguntas para contar historias. Por ejemplo: ¿qué ocurriría si un hombre se despertase transformado en un escarabajo?Para formular una pregunta, es necesario elegir al azar un sujeto y un predicado. Por ejemplo, con el sujeto “ríos” y el predicado “volar” podría salir: ¿qué ocurriría si todos los ríos se echasen a volar?

3. Viejos juegos:

Consiste en recortar títulos de periódicos y revistas y mezclarlos para conseguir noticias absurdas y/o divertidas. Por ejemplo: Un juez / investiga para ser más limpio / ante el fracaso de las negociaciones.

4. Los cuentos al revés:

Invertir los cuentos tal y como se conocen. Por ejemplo: Blancanieves no se encuentra a 7 enanitos sino a 7 gigantes. ¿Cómo sigue la historia? Es aplicar la técnica de la inversión a un cuento.

5. Ensalada de cuentos:

Se combinan unos cuentos con otros, mezclando personajes, lugares, acontecimientos… Por ejemplo: Caperucita se encuentra a Pulgarcito y a sus hermanos.

Son algunas propuestas/ideas que podemos hacer con los más chicos en nuestras casas.

Acordate #QuedateEnCasa es la mejor forma de atravesar está etapa que nos toca vivir.

Artículos Relacionados

Deja un comentario