La imagen de la Virgen de Lujan que estuvo en Malvinas durante la guerra y permaneció 37 años en Gran Bretaña, permanecerá en Tierra del Fuego hasta el comienzo del nuevo año.

Río Grande.- La imagen de Virgen de Luján que acompañó a las tropas argentinas durante la Guerra de Malvinas se encuentra recorriendo la provincia de Santa Cruz, y llegará a Río Grande el 28 de diciembre próximo.

Está previsto que la imagen de la Virgen arribe a las 17:00 horas del sábado y permanezca en la ciudad de Río Grande hasta el lunes a las 8:00. De allí partirá hacia Tolhuin, donde será recibida a las 10:00 y a las 15:00 seguirá camino hacia Ushuaia.

El arribo a la capital provincial está previsto para las 18:00 horas, y permanecerá en la ciudad hasta el jueves 2 de enero a las 8:00.

La imagen estuvo 37 años en Gran Bretaña y fue recuperada gracias a un intercambio acordado por las capellanías de ambos países, en una ceremonia que se realizó en el Vaticano, ante la presencia del Papa Francisco.

Había sido llevada por un grupo de soldados cuando los enviaron desde el continente a las islas Malvinas en 1982. Incluso, se utilizó durante una procesión sobre el suelo malvinero, el 8 de mayo de ese año.

Tras el final de la guerra la imagen quedó en ese territorio. Hasta que la vicaría castrense en el Reino Unido hizo un pedido a las autoridades inglesas en Malvinas para que fuera enviada a la Catedral de San Miguel y San Jorge, en Hampshire (60 kilómetros de Londres), sede castrense del Reino Unido. Desde entonces estuvo colocada y preservada en ese lugar.

“Los argentinos invadieron las Islas Malvinas en 1982 y llevaron con ellos esta estatua de Nuestra Señora de Luján. Después de su rendición dejaron la imagen con el prefecto apostólico de las islas, monseñor Dan Spraggon”.

Años después, la virgen fue reconocida por casualidad en un viaje de un argentino a esa catedral. Y fue él quien dio la noticia. De inmediato, excombatientes se acercaron al obispo castrense para que pidiera a su par de Inglaterra la restitución.

En la plaza de San Pedro, el Papa Francisco bendijo un simbólico intercambio de estatuas de la Virgen de Luján entre Gran Bretaña y la Argentina.

El capellán militar de Gran Bretaña, Paul James Mason, entregó la imagen de la virgen, y como contrapartida, se le regaló una copia para que viaje a ocupar el mismo lugar en la catedral inglesa de Hampshire.

Al llegar a nuestro país, la Virgen Malvinera fue llevada a la Basílica de Luján donde se realizó una misa el 10 de noviembre, tras la cual se dio inicio a una peregrinación que la llevará por todo el país, y que comenzó en la Patagonia, más precisamente en la ciudad de Neuquén.

(Provincia 23)

Artículos Relacionados

Deja un comentario