En el marco del aislamiento preventivo y obligatorio, y ante la emergencia sanitaria que transita el país, los camaristas del bloque oficialista ofrecieron sus haberes para contribuir a la contención del COVID-19. Se suman a una serie de gestos de diversos funcionarios de diferentes partidos.

Los legisladores por el Frente de Todos de la cámara alta de la Nación enviaron una carta dirigida a José Mayans, presidente del bloque, y a Cristina Fernández de Kirchner, presidenta del Senado, comunicando su decisión. “Ponemos a disposición nuestras dietas para colaborar con el fondo solidario conformado para enfrentar la emergencia sanitaria y económica en el país mientras dure la pandemia”, afirmaron.

En el texto argumentan que la decisión fue tomada reconociendo “las extraordinarias circunstancias que atraviesa el país” y “en virtud de las expresiones del presidente en referencia a que la salida de esta crisis sólo será posible con todos los argentinos unidos y solidarios”.

Además, los senadores oficialistas manifestaron: “Queremos expresar nuestra adhesión y apoyo a las medidas del gobierno para cuidar la vida y la salud de todos los argentinos, y ayudar al Estado Nacional a cuidar el trabajo y los ingresos de los sectores más desprotegidos”.

En los últimos días, y a raíz de una exigencia de algunos sectores sociales de reducir los haberes de los políticos, funcionarios de diferentes municipios y dependencias habían anunciado la reducción parcial de la retribución de sus servicios como representantes de la población.

La carta de los legisladores dirigida a Mayans y Cristina Fernández de Kirchner, aqui

Rodolfo Suárez, el gobernador de Mendoza de la Unión Cívica Radical, había establecido el 23 de marzo pasado que los funcionarios de su Provincia cobrarían 50 mil pesos como máximo, y que el resto del presupuesto se destinaría a la salud pública. Además intimó a los demás poderes a tomar medidas similares.

Una semana después, el gobernador de Corrientes tomó la misma decisión aplicada a su distrito, y el 31 de marzo, el mandatario de San Juan, Sergio Uñac, dispuso un recorte del 30% en los haberes de sus funcionarios políticos.

En la Cámara de Diputados, el bloque de Juntos por el Cambio había propuesto una reducción del 30% en las retribuciones de los camaristas. El presidente de la cámara baja, Sergio Massa, también hizo pública una propuesta de reducir las dietas de los legisladores en un 40%.

En La Pampa, Río Negro, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Salta, Entre Ríos y Jujuy también se registraron diversas medidas tendientes al recorte salarial y aporte de fondos para sectores sanitarios o la amortiguación del impacto de la crisis sobre los sectores más vulnerables.

(Política y Medios)

Artículos Relacionados

Deja un comentario