Se trata de una moratoria impositiva con el objetivo de mitigar la difícil situación que atraviesa el sector comercial y los contribuyentes. El nuevo plan incluye condonación de intereses y 12 meses de plazo. Tiene vigencia hasta el 15 de diciembre del corriente año.

La pandemia del COVID-19 ha generado una crisis sanitaria, económica y social y, por ese motivo, el intendente Martín Perez lanzó un importante plan de REGULARIZACION DE DEUDAS que tiene como objetivo acompañar y sostener a las personas afectadas por la paralización de sus actividades.

Diversos comerciantes y contribuyentes han visto afectada su actividad económica y comercial a raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

A raíz de ello, el Intendente ha decidido implementar un nuevo régimen de regularización de deuda, proveniente de los tributos recaudados por la Dirección de Rentas devengados y vencidos al 31 de Agosto de 2020, incluidas las que se encuentran en proceso de ejecución judicial y los planes de pago cuya caducidad haya operado a la fecha mencionada.

Estas obligaciones podrán regularizarse hasta en doce cuotas sin interés, siendo obligatorio el pago de la primera cuota al momento de suscribirse al plan y su adhesión al débito automático.

Asimismo, el plan prevé la condonación del 100% de los intereses, accesorios y multas, para el pago del total adeudado en una sola cuota, 50% hasta en 6 cuotas fijas, iguales consecutivas sin interés de financiación, y un 25% si la cancelación se realiza en 12 cuotas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario