El gobernador Gustavo Melella apoyó dos decisiones adoptadas por la Cancillería argentina y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), las cuales refuerzan la defensa de la soberanía argentina sobre territorio malvinero.

RIO GRANDE.- En efecto, el pasado lunes la Cancillería argentina le recomendó a la ANAC autorizar un vuelo humanitario que debía llevar a Malvinas tres isleños que habían ido a tratar su salud a Montevideo, -Uruguay- y al mismo tiempo recomendó no autorizar el sobrevuelo por el espacio aéreo de aguas territoriales argentinas que la aerolínea Amaszonas, de Uruguay, tenía previsto efectuar, uniendo el principal aeropuerto de las Islas Malvinas y la capital uruguaya.

Esta última decisión fue especialmente apoyada por Gustavo Melella, pues los pasajeros de ese vuelo eran trabajadores de buques pesqueros que operan en aguas circundantes a las Islas Malvinas y Georgias del Sur con licencias otorgadas por el ilegítimo gobierno de las Islas.

La Cancillería observó que, los buques pesqueros de referencia, eran el Loitador (IMO 8512700), de bandera española, y el Argos Froyanes (IMO 9249398), de bandera de Santa Elena. Ambos buques lo hacen con licencias otorgadas por el ilegítimo gobierno en esos archipiélagos, por lo cual al no poseer licencias emitidas por el Gobierno argentino, realizan actividades de pesca ilegal.

Además, estos dos buques pesqueros, han violado en reiteradas oportunidades lo establecido por el Decreto 256/10, que establece que “todo buque que se proponga transitar entre puertos ubicados en el territorio continental argentino y en las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur deberá solicitar una autorización previa” y cuya autoridad de aplicación es la Prefectura Naval Argentina.

(El sureño)

Deja un comentario