En Río Grande se reclamó ayer justicia para las tres mujeres que durante la jornada del 8M fueron víctimas de violencia machista. Al término de la jornada de paro del 9 de marzo, las mujeres se manifestaron en la esquina de Belgrano y San Martín.

RIO GRANDE.- Cerca de las 20 horas del lunes de 9 de marzo, finalizando la jornada del Paro Internacional de Mujeres, en la esquina de Belgrano y San Martín se dejaron escuchar las voces de las mujeres que pedían justicia para las víctimas de femicidio y otras formas de violencia machista. 


Durante las manifestaciones del 8 de marzo, trascendía la información de que una joven había sido hallada en un contenedor en la zona de Chacra II, y otras dos habían sido atacadas por un hombre, con un hacha. Fueron estos dos incidentes, en una fecha tan simbólica para las mujeres, lo que llevó a la organización de una manifestación espontánea de mujeres de diferentes ámbitos de la ciudad. 


“Es la segunda vez que vengo. Y lo hice porque me involucro, y me interesa que mis sobrinas caminen tranquilas. Y enseñarle a mi hijo a ser un buen hombre”, dijo Antonella una de las mujeres autoconvocadas. 
“Yo traigo a mi hija, porque estoy criando a mi hija en esta sociedad, y es la sociedad en que estamos viviendo todos. Los que dicen, por ejemplo ‘violencia de género es de los dos lados’, la verdad que es una aberración, y es una afirmación sin sustento. Es innegable, que existe la violencia contra el género, y me parece que requiere el compromiso de todos, de todas, y del Estado sobre todas las cosas”, dijo Florencia, que también estaba en la manifestación con su pequeña hija. 


Vanesa Sandoval, llegó a la equina de Belgrano y San Martín con otras dos compañeras: “Estoy acá porque reclamar NiUnaMenos, no puede ser que en el marco de la conmemoración del 8M nos sigan matando. Ya es demasiado, acá en la ciudad, con tres casos de violencia de tres pibas que salieron y terminaron una en un container, y dos agredidas, una con hachazo en la cabeza. Ya estamos cansadas. Tenemos que de alguna forma parar todo esto. Tenemos que parar el machismo”, dijo. 


En un momento se puso a disposición de las que quisieran hablar un megáfono, ya que la manifestación no fue un evento organizado con agenda o actividades programadas, sino una expresión espontánea. Hubo cantos, y bengalas violetas, aplausos y el recurrente pedido de justicia. 


“Les molestan el pañuelo verde y las tetas, pero no les molesta encontrar una piba en la parrilla, bueno ahora se joden. Porque vamos a salir a la calle cada vez que sea necesario. Estamos cansadas, cansadas de tener que reclamar una y otra vez que nos dejen vivir como si eso fuera un privilegio. Estoy cansada de salir a la esquina de mi casa con llaves en la mano, o con el gas pimienta en la mochila. Ando con un gas pimienta, porque quiero volver a mi casa con mis hijos, y tengo miedo de no volver, y no saber qué va a pasar con mis hijos. A los que dicen que en Río Grande no pasa nada: sí pasa, y pasó ayer, en el Día de la Mujer. Así que vamos a cortar las calles que sean necesarias, y vamos a hacer lo que sea necesario, porque nosotras nos cuidamos entre nosotras, el Estado no da respuestas, la policía no da respuestas. La persona acusada de haber secuestrado a dos compañeras, y haber intentado matarlas tiene antecedentes. Y todas las veces que lo agarraron, lo dejaron libre, a las 24 horas”, dijo una de las mujeres que tomó el megáfono. 


A los pedidos de “justicia, justicia”, siguieron más cantos y expresiones de reclamo, contra el Estado, contra la Policía, y contra el machismo, en todas sus expresiones de violencia.

(El sureño)

Deja un comentario