Con masiva participación de la ciudadanía, un ambiente pacífico y familiar, además de algunos incidentes de violencia aislados, se vivió el primer aniversario del llamado estallido social en la Plaza Baquedano.

Según el reporte de Carabineros, la concentración de este domingo congregó a 25 mil personas en dicho sector; sin embargo, al menos en la Región Metropolitana, hechos similares se repitieron en otros puntos como, por ejemplo, la plaza San Bernardo y la de Maipú.

Si bien, desde las 10 de la mañana se empezaron a congregar las y los manifestantes en la llamada “zona cero”, la presencia policial resultó ser bastante discreta en el trámite de la jornada, incluso en los momentos más álgidos de la misma.

Esto último tuvo que ver particularmente con algunos enfrentamientos entre barristas de equipos de fútbol registrados una vez pasadas las 16 horas de este domingo en los alrededores de la Plaza Baquedano, principalmente hacia el sector sur de la capital, a la altura del Parque Bustamante.

Asimismo, en otro sector de la capital, específicamente en la comuna de San Bernardo, se realizó una manifestación en las afueras de la casa de Fabiola Campillay, la cual entregó un balance a casi un año de la bomba lacrimógena que le impactó en el rostro.

“Esto tiene que seguir. Lo único que les pido es que no se arriesguen, pero sí que sigamos con esto porque este país tiene que cambiar, tiene que ser otra cosa para nuestros hijos, nietos, y para toda nuestra futura descendencia”, precisó.

Posteriormente, se sumaron a la contingencia de esta jornada, tres incendios que afectaron primero a la iglesia de Carabineros, a la Mutual de Seguridad de las calles Alameda con Portugal, y a la iglesia de La Asunción.

El silencio del Gobierno

Mientras tanto, respecto de las actividades desplegadas este domingo por el Ejecutivo, se supo que el presidente Sebastián Piñera tuvo una reunión con algunos intendentes y con el ministro del Interior, Víctor Pérez, en donde se entregó algunas directrices para el desarrollo de las manifestaciones a nivel nacional.

Asimismo, aunque se había deslizado la posibilidad de que el Mandatario entregase un mensaje a la nación relacionado con este primer aniversario del estallido social, esta idea cambió a última hora. Antes, incluso, algunos dirigentes de la oposición también se pronunciaron respecto de este supuesto pronunciamiento, uno de ellos el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, quien se mostró contrario a la iniciativa.

“Hoy 18 de octubre es de quienes marcharon y protestaron por los cambios, no del liderazgo político. Creo que a quienes somos líderes políticos nos corresponde hacer un mea culpa por lo que no hicimos, por lo que tuvimos temor de hacer o por lo que nos impidieron hacer con la actual Constitución, y me parece que lo importante ahora es la unidad para lo que viene por delante y para que la gente vuelva a creer en la política”, expresó.

Ya para el final de la jornada, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, a través de su consejero Yerko Ljubetic realizó un balance de las manifestaciones en el sector de Plaza Baquedano, las cuales no registraron sucesos lamentables, además de una inusual ausencia de efectivos policiales.

“Se ha apreciado la ausencia total de Carabineros en la zona, lo que a mi juicio explica que no haya incidentes relevantes que lamentar. Igual lo que ha ocurrido con la iglesia de Vicuña Mackenna y los incidentes entre barras lo han empañado un poco, pero parcialmente es una expresión bastante multitudinaria de gente que en general se ha manifestado en paz y en tranquilidad”, señaló.

Pasadas las 20 horas, se supo que el presidente Sebastián Piñera llegó al Palacio de La Moneda, por lo que se espera al menos un balance de esta jornada de parte del Ministerio del Interior.

(Diario U Chile)

Artículos Relacionados

Deja un comentario