El Municipio de Río Grande presentó un informe con las erogaciones económicas, sanitarias y sociales, que se traduce en la inversión de más de 160 millones de pesos. Gracias al esfuerzo de todos los vecinos y vecinas, y con fondos propios del Municipio de Río Grande, desde diversas áreas se invirtieron sumas significativas para hacer frente a la pandemia. 

Beneficios impositivos, insumos adquiridos en China, los más de 500 test serológicos, las ampliaciones del Centro de Salud del barrio «Malvinas Argentinas», y del laboratorio de Biología Molecular; fueron las principales acciones realizadas desde que comenzó la pandemia. “En este primer semestre la ciudad realizó una inversión histórica para combatir la pandemia y sus consecuencias económicas”, afirmó el Intendente.

Con recursos propios, el Municipio invirtió en materia sanitaria $45 millones de pesos para fortalecer el sistema de salud de la ciudad, ante una inédita pandemia de escala global. Se incorporaron respiradores artificiales, barbijos, reactivos y testers, entre otros insumos sanitarios de prevención adquiridos en China. Asimismo, la compra incluyó alcohol, materiales de limpieza y sanitarios para la conformación de kits, entregados a los vecinos y personal municipal.

Asimismo, se realizó el acondicionamiento general de las instalaciones municipales, como los distintos Centros de Salud y oficinas de atención al público. También, se efectuó el pago de bonos sanitarios para la totalidad del personal de salud, por los meses de marzo y abril.

La extensión horaria de atención, a fin de descomprimir la atención en el Hospital Regional Río Grande, sumado a la campaña de vacunación masiva de forma domiciliaria y en Centros de Salud Municipales, conllevó a acrecentar las contrataciones de personal médico – sanitario, sumado a la extensión de la jornada laboral (pago de guardias). Una de las decisiones más significativas del intendente Perez durante la etapa de pandemia, fue el anuncio de la obra de ampliación del Centro de Salud del barrio «Malvinas Argentinas», que comenzará en agosto y demandará una inversión de 15 millones de pesos.

El invierno histórico ha obligado a aumentar la cantidad de horas hombres para paliar las consecuencias de los fríos extremos. Por ello se ha establecido un esquema de guardias al 100% para garantizar la prestación del servicio de Obras Sanitarias y Servicios Públicos, lo que implicó un excedente de 10 millones de pesos por mes.

La asistencia alimentaria demandó una inversión de 60 millones de pesos debido a la creciente demanda, producto de la crisis económica que provocó la pandemia. De este modo, a partir del mes de abril, aumentó un 400% la asistencia con módulos alimentarios. Ante la decisión de sostener la asistencia, se prevé para los siguientes meses, sostener el mismo nivel de erogaciones.

Cabe destacar que la Emergencia Económica, Comercial y Tributaria, declarada por el Concejo Deliberante, significó una herramienta muy importante para poder hacer frente a las mencionadas erogaciones. 

Entre las diversas medidas, se destacan la extensión del plazo del conjunto de bonificaciones impositivas que conforman parte de la política tributaria municipal; el aplazamiento por 150 días de la ejecución fiscal de comercios y pymes afectados por el cese de actividades; la eximición del pago del 100% de la cuota 3 del impuesto inmobiliario; eximición del pago del 100% de la cuota 3 de la tasa por servicio de inspección, seguridad e higiene; y la eximición del pago del 100% de la cuota 3 de servicios de derechos de publicidad y propaganda. Esto equivale a una suma de 4 millones de pesos.

Respecto a los beneficios impositivos para los trabajadores del volante, el Intendente tomó la decisión de eximir del pago de la cuota 3, 4 y 5 del impuesto automotor. Son 5 millones de pesos que el Municipio deja de percibir a raíz de estas medidas.

Sobre la extensión de bonificaciones impositivas para los vecinos y vecinas, hasta el 31 de agosto, la batería de ofertas está compuesta por descuentos de un 15% por pago adelantado; un 10% al buen contribuyente, y un 10 % del impuesto automotor. Además, se suspendió por 60 días el pago de la cuota mensual correspondiente a tierras fiscales.

La asistencia financiera de manera directa, al Municipio de Río Grande le implicó 25 millones de pesos que se traducen en trabajadores del volante como taxistas, remiseros, transporte escolar y taxiflet; personal de seguridad; trabajadores de la construcción; emprendedores y cuentrapropistas; asistencia a personas en situación de vulnerabilidad, y asistencia a jardines maternales.

Finalmente, el Municipio ha realizado un arduo trabajo, diurno y nocturno, para llevar a cabo la desinfección de espacios públicos, colectivos del transporte público, recolección de residuos y taxis, con el objetivo de proteger a todos los ciudadanos y ciudadanas que se movilizaron por la ciudad.

Deja un comentario