El economista remarcó que de la totalidad de la deuda que posee la empresa, $ 5.428 millones es con sociedades que controla la cerealera y $ 351 con sus propios accionistas.

El director del Banco Nación, Claudio Lozano, afirmó este miércoels que la trama detrás de «la estafa de Vicentin» dejó al descubierto «un puñado de vivos», en referencia a que entre los acreedores de la compañía cerealera se encuentran las propias empresas controladas del holding y varios de sus principales accionistas.

«La estafa de Vicentín ha dejado un tendal de muertos pero también muestra un puñado de vivos”, graficó el director del Nación, principal acreedor de la empresa santefesina, intervenida por el Estado nacional para recuperarla.

Lozano, que realizó un informe que detalló que la agroexportadora mantiene deudas valuadas en casi $ 5.500 millones a tres sociedades o compañías controlada por Vicentin.

«Es decir que de acuerdo a lo que consta en el Concurso Vicentín le debe a Vicentín unos $ 5.428 millones», subrayó el economista.

Así, Vicentin SAIC le debe $ 4.079 millones a Vicentin Paraguay, $ 1.364 millones a Renova y $ 2,7 millones a Diferol.

A la vez, hay 98 personas que en calidad de accionistas le reclamaron a Vicentín $351 millones.

«Los accionistas más significativos que le reclaman a la empresa más de $10 millones cada uno son Olga Vicentín de Rodríguez, Pedro Vicentín y Sergio Nardelli. En concreto hay 29 accionistas que concentran el grueso de los $351 millones y que son Vicentín, Nardelli, Padoan y sus respectivos familiares», puntualizó Lozano.

(Télam)

Artículos Relacionados

Deja un comentario