El Gobierno de EEUU realizó un acuerdo con el laboratorio multinacional Pfizer para comprar las primeras 100 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus que comenzará a experimentarse en la Argentina a partir de agosto, utilizando para ello a unos 30.000 argentinos, incluyendo 3.500 militares.

El Hospital Militar Central “Cosme Argerich” (HMC), fue seleccionado para llevar a cabo la prueba de la vacuna contra el Covid-19 que está experimentando Pfizer a través de la Fundación INFANT, financiada por la Bill and Melinda Gates Foundation.

De acuerdo a lo informado por la agencia Bloomberg, el acuerdo entre EEUU y Pfizer puede extenderse hasta 600 millones de dosis, con lo que se podría cubrir la casi totalidad de los 320 millones de habitantes norteamericanos, ya que la vacuna de Pfizer requiere de una dosis doble.

Pfizer ofreció su vacuna al precio de U$S 19,50 por dosis, por lo que el monto total del acuerdo si se consideran los 600 millones de dosis sería de alrededor de U$S 11.700 millones de dólares.

En medio del pánico mundial por la “pandemia de coronavirus”, los grandes laboratorios ya dejaron en claro que no piensan ofrecer sus vacunas a precio de costo. A pesar de los inmensos subsidios que estos laboratorios están recibiendo por parte de los Estados para el desarrollo de la vacuna, sus referentes han descartado de plano ofrecer la misma a un precio que deje de lado un amplio margen de ganancias. “No venderemos al costo”, dijo Stephen Hoge, presidente de la compañía de biotecnología Moderna. “No, no venderemos a precio de costo”, dijo a su vez Julie Gerberding, de Merck.

Para los laboratorios es un negocio redondo. A través del pánico se aseguran un público mundial cautivo y Estados que no podrán dejar de comprar sus vacunas.

En el caso de EEUU, el Gobierno comprará las dosis y luego asegurará su acceso en forma gratuita para todos los ciudadanos del país. Si bien en algunos países la aplicación podrá ser opcional, se descuenta que en buena parte será obligatoria, por lo que ya muchos han planteado el futuro requisito de un “certificado de vacunación” para poder hacer trámites legales de todo tipo.

“Estamos muy satisfechos por haber firmado este importante acuerdo con el Gobierno de EE.UU. para el suministro de los 100 millones de dosis iniciales tras su aprobación, como parte de nuestro compromiso de abordar la amenaza para la salud global. Este acuerdo es uno de los muchos pasos para proporcionar acceso mundial a vacunas seguras y eficaces contra el covid-19. También estamos en conversaciones avanzadas con muchos otros organismos gubernamentales y esperamos anunciar acuerdos de suministro adicionales pronto. Nuestro objetivo sigue siendo proporcionar una vacuna covid-19 segura y efectiva a muchas personas en todo el mundo, lo más rápido posible”, ha destacado el director general de BioNTech, Ugur Sahin.

Las experimentos de laboratorios multinacionales en la Argentina no siempre han tenido un final feliz ni son tan “voluntarios” como muchos creen (especialmente en ámbitos jerárquicos como las FFAA).

En 2008 el laboratorio internacional Glaxo resultó denunciado por una decena de familias luego de que 14 bebés fallecieran en provincias del norte del país tras participar de una prueba experimental de una vacuna contra el neumococo. Mientras el laboratorio sostenía que las pruebas habían sido “voluntarias” por parte de las familias participantes, con el tiempo se descubrieron innumerables irregularidades cometidas en el proceso de adquirir el consentimiento de los padres, desde informar incorrectamente a los mismos, usar personas analfabetas, pagos extra al personal médico y el uso de falsos testigos. La ANMAT multó en aquella ocasión a Glaxo, hecho que fue ratificado por el Poder Judicial. Sin embargo, para el laboratorio multinacional, la multa no fue más que un costo en su proceso de producción.

En los últimos días se conocieron los documentos de la Dirección General de Salud del Ejército en las que se ordena el pedido a la Dirección General de Personal y Bienestar “la selección de tres mil quinientos (3500) integrantes de la fuerza, para participar como voluntarios de la investigación”. Las FFAA argentinas han sido entonces el objetivo elegido para la experimentación que requiere la multinacional norteamericana Pfizer y la ONG globalista Bill and Melinda Gates Foundation.

(Kontrainfo)

Artículos Relacionados

Deja un comentario