El presidente del Concejo Deliberante de Río Grande, Raúl Von der Thusen, encabezó ayer la reunión de la comisión de seguimiento de coparticipación, y los funcionarios del Ejecutivo presentaron la documentación correspondiente a la deuda. Afirmó que ya no hay dudas del monto de 400 millones que se viene reclamando, de los cuales 300 millones corresponden a fondos coparticipables y el resto a deudas tributarias. Esperan que luego de las intimaciones el gobierno provincial comience a ponerse al día, tras haber incrementado “un 65% la deuda que dejó Bertone”, dijo.

Río Grande.- El presidente del Concejo Deliberante local, Raúl Von der Thusen, encabezó ayer la reunión de la comisión de seguimiento de coparticipación, que recibió a los funcionarios del área de Finanzas, los contadores López y Lapadula, citados con el fin de conocer la situación financiera del municipio. En diálogo con Radio Universidad 93.5, informó que hoy habrá una presentación a los concejales de toda esta documentación, para los que no pudieron participar de este encuentro, dado que solamente la comisión está integrada por los presidentes de bloque.


Von der Thusen planteó que el Concejo también se ve afectado porque “la deuda que recibimos de la gestión anterior rozaba los 10 millones de pesos y también tenía que ver con la falta de envío de fondos de coparticipación. A la fecha tenemos todavía una deuda de 3.5 millones de pesos, el municipio ha ido poniéndose al día de a poco, aunque falta completar la deuda de la gestión anterior, que se suma a la deuda de la gestión 2020. Por eso reclamamos que los envíos se hagan en tiempo y forma, porque el Concejo Deliberante también tiene que hacer frente al pago de sus deudas”, sostuvo.


“Nosotros recibimos el 8% del total de la coparticipación junto con el Tribunal de Cuentas y el Juzgado de Faltas, de lo cual corresponde al Concejo alrededor del 6%. Eso tiene que ingresar al Concejo cada vez que ingresan fondos desde la provincia. El presupuesto anual es de 5.100 millones y unos 300 millones corresponderían al Concejo Deliberante”, recordó.


Respecto de la documentación presentada por el Secretario de Finanzas y el Contador General del municipio, dijo que “fue en el marco de la comisión de seguimiento de coparticipación, que la creé por decreto hace algunos días, con el apoyo de la mayoría de los concejales. Está integrada por siete miembros, que son los presidentes de todos los bloques del Concejo, el presidente del Concejo y el Ejecutivo municipal. Estábamos muy ansiosos por recibir la información oficial, más allá de que algunos la teníamos, porque veíamos las transferencias que realiza el gobierno de la provincia”. 


“El bloque de FORJA no creía lo que les decíamos y ahora pudieron tener toda la información, a través del presidente de bloque Javier Calisaya. Hoy no pueden desmentir que el gobierno de la provincia le debe al Municipio de Río Grande 400 millones de pesos”, sentenció, considerando que “sería un buen momento para que nos acompañen en este reclamo que venimos haciendo, porque cuando hicimos una declaración pública hace unos días el bloque de FORJA no la firmó, con el argumento de que no tenían la información. Ahora ya la tienen, es información oficial porque son los datos bancarios, y espero que ahora sí nos acompañen a reclamar los fondos que son de todos”.

Sin excusas

Dado que el legislador de FORJA Federico Greve sostuvo que siempre hay retrasos y en particular recordó los inicios de la gestión Bertone, con una deuda de casi cuatro meses de coparticipación por la toma de la Casa de Gobierno, se le preguntó al concejal si ahora hay argumentos válidos por la pandemia. “Podría haber sido una excusa en ese momento tener la administración parada, pero las excusas nunca son válidas cuando estamos hablando de fondos públicos que corresponden a la ciudad. La situación que había tenido en esa oportunidad el gobierno de Bertone no es la situación que tiene hoy Melella, porque la Casa de Gobierno se encuentra trabajando de manera normal y los fondos de nación están ingresando, así que no entendemos por qué se da esta retención de fondos con respecto al municipio”, manifestó.


“Cuando esta gestión municipal inició se debían 195 millones de pesos y en menos de 120 días se agregaron 120 millones de pesos más. En sólo cuatro meses acrecentaron el 65% de la deuda, así que podríamos decir que Melella desde que asumió hizo acrecentar la deuda en un millón de pesos por día”, remarcó.


“Estos números no son invento mío sino que se pueden constatar con la documentación. Hay un atraso de 40 días en el envío de la coparticipación que no se daba antes. Yo fui concejal en la gestión anterior y recuerdo que se armaba mucho lío en las comisiones cuando iba el ex secretario de Finanzas, el contador Bahamonde, porque reclamaba una deuda de 95 millones y el atraso era de 24 días. Ahora se deben 400 millones y el atraso es de 40 días. La gravedad es cuatro veces peor de lo que sucedía meses atrás”, alertó.


“Nosotros tuvimos reuniones con el intendente y con el área de Finanzas hace un tiempo y ellos reclamaron por carta documento al gobierno provincial que remita los fondos como corresponde. Hasta ahora no se está cumpliendo y vamos a esperar los próximos días a ver qué sucede y si se ponen al día con esta situación”, señaló sobre los pasos a seguir.
Agregó que hay preocupación en los trabajadores municipales por el pago de salarios y “se han recibido notas de ATE y APEL, porque con estos fondos se pagan los sueldos del personal del Ejecutivo y del Concejo. Con la puesta en marcha de esta comisión, los datos ya están clarificados y es oficial que el gobierno de la provincia le debe al municipio 400 millones de pesos. Son 300 millones de pesos de deuda de coparticipación y 100 millones de deuda tributaria, por la falta de pago de impuestos y tasas municipales”, precisó. 

Pérdidas por intereses

Von der Thusen también dio cuenta del perjuicio que genera a las arcas municipales, dado que si no hay fondos no se puede cumplir con las obligaciones, como los aportes a la caja, y esto tiene un alto costo de intereses. “Si se hiciera una inversión financiera de estos 400 millones en un banco, en un plazo fijo, en poco tiempo estaría dando intereses para pagar todo un mes de sueldos de la administración pública municipal. Es muchísimo el dinero que se debe y a esto hay que sumarle que cuando el municipio no paga los aportes y contribuciones a la caja de jubilaciones, se le cobra un interés; pero cuando se demora la coparticipación ese interés que cobra la caja nosotros no lo recibimos. El municipio termina siempre con algunos millones de pérdida por esta situación. Por eso es tan importante que la coparticipación llegue en tiempo y forma”, expresó.


“Sabemos que los fondos están y, si estuviéramos en otra situación, uno lo podría entender y se podría generar una mesa de negociación, pero cuando el dinero está, lo tienen que coparticipar. El banco de la provincia es el que recibe los fondos y a partir de ahí se tienen que hacer las transferencias porcentuales a cada municipio”, reclamó.

Sesiones normales

Por otra parte se le preguntó sobre la inactividad en la Legislatura, que recién la semana pasada tuvo un par de encuentros virtuales para interiorizarse de la situación económica y sanitaria de la provincia, y hasta ahora no ha tratado ningún proyecto. El concejal dijo que “apenas comenzó la cuarentena nos pareció oportuno poder dar herramientas al intendente de manera rápida y sesionamos presencialmente dos veces en 48 horas. Pudimos declarar dos emergencias y, como lo hacemos nosotros, lo puede hacer cualquiera. El Concejo de Ushuaia también ha sesionado y ayer aprobó una herramienta para prohibir las aplicaciones obligatorias. Cada poder tiene su función y quizás el Legislativo entiende que alcanza con las emergencias que ha dictado el Ejecutivo. No sé cuál es el motivo de la falta de actividad pero creo que hay que sesionar, de manera presencial o virtual”, indicó.


“Nosotros no podemos hacerlo de manera virtual por una cuestión técnica, porque todos sabemos que internet no funciona en forma adecuada en la ciudad, pero podemos sesionar en el recinto personalmente. Lo vamos a hacer regularmente a partir del mes que viene, salvo que surja algo en estos días y tengamos que tener alguna sesión. Además estamos trabajando para transparentar el trabajo del Concejo y no es fácil después de cuatro años. Queremos que las sesiones se transmitan por streaming en vivo, para que el vecino pueda seguirlas a través de su casa o de su celular. También estamos trabajando en la firma digital, en los expedientes electrónicos, y todo esto va a dar más transparencia para conocer el destino de los fondos públicos que administramos. La transparencia es un compromiso que tomé y lo voy a cumplir”, afirmó.


Destacó que en esta coyuntura “todos los concejales estuvimos de acuerdo en hacer un recorte de gastos y estamos poniendo al día las deudas. Para julio o agosto a más tardar, espero tener saneadas las cuentas del Concejo Deliberante y que sea un antes y un después de la gestión anterior”.


Luego de las dobles contrataciones que fueron un escándalo durante la presidencia de Alejandro Nogar, quien dejó una deuda importante en la institución, Von der Thusen aseguró que “se bajó el número de asesores no sólo de presidencia sino del resto de los concejales y es parte del recorte que hicimos en la institución. No lo hicimos público porque entiendo que estamos cumpliendo con nuestro deber. Es la única forma de sanear las cuentas públicas del Concejo”, concluyó.

(Provincia 23)

Deja un comentario