Durante la jornada de ayer, la Ciudad de Río Grande padeció ráfagas de hasta 100 km/h. Como consecuencia una casilla alpina ubicada en la intersección de Colón y 11 de Julio se cayó producto de las intensas ráfagas del viento que superan los 98 km/h según lo expuesto por el Servicio Meteorológico Nacional. Por otro lado, una segunda casilla en construcción, que se divide en dos viviendas, ubicada en el sector de la Margen Sur, sufrió el desprendimiento del techo casi en su totalidad.

La casilla emplazada en 11 de Julio y Colón, estaba preparada para su traslado hacia el sector de la Margen Sur, pero las intensas ráfagas registradas hicieron ceder en primera instancia una parte de la misma, luego terminó por derrumbarse por completo hacia un lado al ser desplazada. En el lugar se presentó Bomberos Voluntarios y Defensa Civil para realizar trabajos de reapuntalamiento, los propietarios no se encontraban en el momento del derrumbe y se trató de retirar algunos elementos de su interior.

Sobre calle Rafaela Ishton al 200 del sector de la Margen Sur se encuentra una casilla en construcción de dos compartimientos, como consecuencia del intenso viento, el techo terminó por desprenderse casi en su totalidad. De igual manera, Bomberos Voluntarios y Defensa Civil concurrieron al lugar para realizar tareas de resguardo con el fin de evitar posteriores accidentes hacia las casas linderas del lugar.

Pedro Franco, titular de Defensa Civil Municipal, aseguró que fueron un total de 26 intervenciones que tuvieron, no solo esa Institución, sino también las restantes fuerzas de seguridad.

“Hacía más de 24 horas que el Servicio Meteorológico había emitido el alerta así que nosotros estábamos esperando estas condiciones. La ráfaga más alta fue de 98 kilómetros por hora”, aseguró Franco.

Fuente: p23

Artículos Relacionados

Deja un comentario