Aun quedan en el ambiente (y seguirán sonando) algunos comentarios de lo que fue este espectacular Campeonato Nacional de Levantamiento Olímpico para menores (Sub-15, Sub-17 y Sub-20), que se llevó a cabo en nuestra ciudad el pasado fin de semana, es por eso que intentaremos hacer una especie de balance de lo que dejó esta importante competencia.

RIO GRANDE.- Comenzando con el simple hecho que nunca antes se había realizado un evento de este tipo en esta disciplina, y que todo salió perfecto, habrá que destacar entonces el muy buen trabajo que realizó la gente de la Agencia Municipal, la Escuela de Levantamiento y distintas áreas del municipio local para que este campeonato sea un éxito. 


Todo salió a la perfección y prácticamente no hubo fisuras, ni en lo deportivo ni en lo dirigencial, lo que demuestra el gran trabajo que se hizo para recibir a esta importante competencia, en la cual participaron un total de 69 pesistas de todo el país, de los cuales 20 fueron señoritas y el resto varones jóvenes que, en algunos casos, no superaban los 20 años de edad.


La organización fue impecable, desde el sonido, pasando por la iluminación, la ornamentación del gimnasio, el trabajo de los cargadores (que fue fundamental para que el torneo no sufra muchos retrasos de horarios), la gente que trabajó con el acto inaugural también estuvo impecable, en fin… fueron muchas cosas, un grupo de esfuerzos que trabajaron unidos y terminaron de manera exitosa el sábado por la noche.  


En lo deportivo, está claro que todo fue una fiesta. Afortunadamente no hubo que sufrir que ningún deportista se lesione en competencia. Mientras que a la hora de mirar el trabajo de nuestros representantes, el mismo fue impecable, codeándose con los mejores pesistas del país y no desentonaron en ningún caso, todos estuvieron a la altura de las circunstancias.


Vale recordar que el saldo general fue brillante, logrando un total de siete medallas de oro, una de plata y tres de bronce; siendo la delegación con mayores éxitos en el certamen y dejando en claro que, con trabajo esfuerzo y dedicación todo se puede conseguir, porque estos chicos, junto a los profesores y colaboradores, se vienen preparando de manera especial para este torneo desde hace mucho tiempo, y hoy se ven los buenos resultados.  


Además, el equipo de Río Grande recibió una gran copa por ser el mejor equipo masculino y dentro del equipo, el riograndense Valentín Vitullo se llevó la distinción al mejor pesista Sub-20 del torneo. 

Los otros campeones

Mas allá de los riograndense, se han consagrado varios campeones nacionales en este torneo. El viernes se coronó Macarena Vega (49kg) de Avellaneda en categoría Sub-20, mientras que además logró el doble título la chaqueña Milena Ayala (49kg) ganando en Sub-15 y Sub-17.


Entre los varones Dante Pizzuti (67kg) de Bariloche ganó en la franja de los Sub-17 y Héctor Reyes de Nahuen se impuso entre los Sub-15.


Ya el sábado en la tercera tanda, Ada Ruiz Díaz (55kg) de Kayaklistas se impuso entre las menores Sub-15 y la barilochense Katherina Scebun (71kg) dominó las acciones entre las Sub-17 y las Sub-20 con una muy buena performance. 


En la tanda siguiente (61kg) el misionero José Aquino se coronó campeón entre los Sub-17 y el chaqueño Fenando Mazza entre los Sub-20; mientras que en la Sub-15 el título fue para Lucas Villaba de Jujuy. 


Por otra parte entre las damas, las tandas mas numerosas fueron las de 59kg y 64kg, en donde se presentaron representantes que ya se encuentran en la Selección Argentina, como Abril De Cándido que se impuso entre las Sub-20. Además se consagraron, Lucila Ruiz Díaz (sub-17) y Melody Basualdo (Sub-15).


La santafecina María Luz Casadevall, quien actuó en los Juegos Panamericanos de Lima hace unas semanas atrás, no tuvo una buena tarde. Metió tres nulos en arranque y quedó fuera de la lucha por las medallas. La campeona fue Rocío Zelaya de Tucumán. Además se destacó Soledad Santillán (también Selección Argentina) quien estuvo sola en su divisional pero sorprendió con sus marcas arriba del tablado y también se llevó la de oro. 


Por último, los pesos pesado hay que mencionar el récord nacional de arranque del chaqueño Juan Zampayo (Sub-17), el título del tucumano Ismael Ovejero (Sub-20), y la gran marca del pibe rosarino Marcos Helou (sub-20), que con apenas 18 años metió un total olímpico de 318 kilogramos.

Fuente: El sureño

Deja un comentario