Por /Telma Luzzani

El presidente ruso Vladímir Putin anunció el registro de Sputnik V, primera vacuna contra el COVID-19. El médico sanitarista Jorge Rachid, asesor del gobernador bonaerense Axel Kicillof, explicó cómo es la vacuna y por que otros países intentan sembrar la «desconfianza». «Es una pelea por ver quién instala primero una vacuna en el mercado», dijo.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, sorprendió este martes al anunciar que su país cuenta con la primera vacuna capaz de combatir el coronavirus.

El mandatario dijo que una de sus hijas está entre las primeras personas inoculadas por la fórmula y que la producción a gran escala se iniciará el próximo mes.

«Hay 127 vacunas en fase 2, de las cuales 27 entraron en fase 3 y cinco están avanzadas: la china, la rusa, la de Oxford, la alemana, y la china-estadounidense», afirmó el médico sanitarista Jorge Rachid, asesor de Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió con cautela la noticia de la vacuna rusa Sputnik V –en honor al satélite lanzado al espacio por la Unión Soviética– y dijo que deberá seguir los trámites de precalificación del organismo. Al respecto, Rachid apuntó a una «desconfianza política» que responde a «la capacidad de instalar una vacuna primero en el mercado» por parte de otros países. «Hay una gran competencia, sobre todo porque países como Rusia dijeron que van a ofrecer el know how para poder producirla».

Además, remarcó que Rusia logró «dos cosas fundamentales: la vacuna no produce daño en el organismo humano y tampoco produce la enfermedad».

«Ahora resta saber por cuánto se prolonga la cantidad de anticuerpos», agregó.

Finalmente, el miembro del Grupo de Expertos del COVID-19 de la provincia de Buenos Aires subrayó que «hay 20 equipos de investigación de vacunas en Argentina» y que «tendremos vacuna a fin de año».

(Sputnik)

Deja un comentario