La semana pasada, los operativos de la Aduana demoraron a numerosos camiones de transporte de cargas que debían llegar a Tierra del Fuego. Durante la madrugada del sábado surgió un principio de solución para evitar esos inconvenientes que ponía en jaque el abastecimiento a la provincia.

Se definió que los camiones que arriben a la zona de Río Gallegos, serán verificados y se precintarán rápidamente para que sigan viaje a Tierra del Fuego.

RÍO GRANDE.- Todos los camiones que se encontraban el pasado sábado y por un gran lapso en la zona de Aduanas en Río Gallegos, que se dirigían a la provincia fueguina argentina, siguieron su rumbo tras una definición que se concretó en una amplia reunión de partes.


Alrededor de las dos de la madrugada del sábado el conflicto continuaba, pero luego se produjo una solución para que los camiones que viajaban a la provincia fueguina puedan continuar su viaje, indicaron desde la Cámara de Transporte de Tierra del Fuego. En consecuencia, se definirá un nuevo sistema de trabajo para así evitar más problemas.


Desde la Dirección Nacional de Aduana, se activó todo el protocolo aduanero para que el control sea más dinámico.
Cabe indicar que el sábado, se realizó una teleconferencia entre funcionarios de la Aduana, empresas de Transporte y Despachantes para establecer nuevas pautas para poder trabajar con mayor agilidad en los controles que realizan en la capital santacruceña.


Entre los temas definidos, se dispuso que los camiones que arriben a la zona de Río Gallegos, serán verificados y se precintarán rápidamente para que sigan viaje a Tierra del Fuego. La intención es que un camión permanezca pocas horas en la ciudad patagónica.

(El sureño)

Artículos Relacionados

Deja un comentario