El pasado jueves se aprobó la propuesta de protocolo que fue elaborada y presentada por el sindicato no docente APUN, en la Comisión Paritaria COVID-19 integrada por el área de Infraestructura, Seguridad e Higiene, Recursos Humanos y el sindicato. El protocolo aprobado en el ámbito paritario no docente será enviado a los organismos certificantes externos de contralor, para su aprobación definitiva, y su cumplimiento será obligatorio.

Río Grande.- “El trabajo hecho hasta aquí permitirá iniciar los procedimientos administrativos necesarios a fin de adquirir los insumos requeridos para la implementación del protocolo”, destacaron desde APUN.


Mencionaron además que dicho Protocolo tiene como fin “garantizar condiciones óptimas y seguras de trabajo en la etapa de la finalización del aislamiento social, preventivo y obligatorio y el consecuente retorno al trabajo en forma presencial en el momento en que las autoridades correspondientes habiliten la reanudación laboral”.


La política rectora de la Comisión paritaria COVID-19 a la hora de elaborar este protocolo fue salvaguardar la salud de los trabajadores no docentes, evitando la propagación y contagio del COVID-19 en la comunidad universitaria y en la comunidad en general, según indicaron.
Vale mencionar que el protocolo aprobado en el ámbito paritario no docente será enviado a los organismos certificantes externos de contralor, para su aprobación definitiva, y su cumplimiento será obligatorio para todo el personal no docente de la UNTDF que desarrolle tareas esenciales de manera presencial.


Cabe destacar que el pasado jueves 18 de junio, el Ing. Néstor De Paolis, responsable de Seguridad e Higiene de la UNTDF, el Coordinador de Infraestructura Francisco Brunet, el Secretario General del Sindicato no docente APUN Osvaldo Brest, junto a personal del Ministerio de Salud de la provincia recorrieron las instalaciones de la Universidad a los efectos de constatar la factibilidad de la aplicación del Protocolo presentado.
Si bien se debe seguir trabajando en protocolos especiales, por la particularidad de las funciones de algunas áreas, y en la etapa del relevamiento de la planta no docente que debe realizar tareas esenciales, el trabajo hecho hasta aquí permitirá iniciar los procedimientos administrativos necesarios a fin de adquirir los insumos requeridos para la implementación del protocolo.

Deja un comentario