Un estudio realizado en Inglaterra reveló que el nivel de protección frente al coronavirus entre las personas que tuvieron covid-19 cae «muy rápidamente» dado que la inmunidad que aportan los anticuerpos podría durar solo «unos pocos meses».

Investigadores del Imperial College de Londres analizaron la prevalencia de anticuerpos en 365.104 personas adultas en Inglaterra entre los pasados meses de junio y septiembre. En ese período detectaron que el nivel de inmunidad cayó un 26,5 por ciento a nivel general y un 39 por ciento entre los mayores de 75 años.

Los más jóvenes, de 18 y 24 años, presentaron la mayor prevalencia de anticuerpos: en ellos el nivel de inmunidad bajó un 14,9 por ciento.

Este trabajo también estimó que sólo el 4,4 por ciento de todos los sujetos presentaban algún grado de inmunidad ante la covid-19 en septiembre, cuando comenzó a repuntar el número de contagios en esa región del Reino Unido.

Esa cifra se situó en el 6 por ciento entre el 20 de junio y el 13 de julio, y en el 4,8 entre el 31 de julio y el 31 de agosto, lo que sugiere que la inmunidad estaba «disminuyendo con bastante rapidez» y aumentaba el riesgo de reinfección.

La «inmunidad de rebaño» en duda

«La principal conclusión es que después de la primera ola de coronavirus, no había aún evidencias de que la gran mayoría de la población del país tuviera una inmunidad protectora», explicó en un comunicado uno de los autores del estudio, Graham Cooke.

Eso significa que, aunque «estamos observando un descenso en la proporción de gente que da positivo», hay «una gran mayoría» de individuos que «probablemente no ha estado aún expuesto» a la covid-19, señaló el experto. «En consecuencia, la necesidad de una vacuna es todavía mayor si queremos crear un alto nivel de protección en la población», agregó Cooke.

Asimismo, la investigación del Imperial College constató que no hubo cambios significativos en el nivel de inmunidad del personal sanitario entre junio y septiembre, lo que podría deberse a que en esos contextos se da una «transmisión continua» o una «exposición repetida»,observó Helen Ward, otra de las autores del trabajo.

Respecto a la llamada «inmunidad de rebaño», la experta advirtió de que aún «estamos muy, muy lejos» de llegar a una situación en la que «la población estará protegida por otra gente».

«Incluso en el mejor de los casos -en la primera ronda de test de este estudio-, el 94 por ciento de la población no tenía protección y ahora el 95 no presenta evidencias de que tenga anticuerpos», afirmó Ward.

«Nuestro estudio demuestra que, con el paso del tiempo, hay una reducción en el número de personas que da positivo en anticuerpos. No está claro qué grado de inmunidad proporcionan los anticuerpos o cuánto tiempo dura esta inmunidad», prosiguió Cooke.

Por tanto, recomendó a aquellos con anticuerpos que sigan cumpliendo con las «recomendaciones», entre las que se incluyen medidas de «distanciamiento social» y el «uso de mascarillas donde sea necesario».

(Página 12)

Deja un comentario