La Ministra de Salud de la provincia atribuyó al incumplimiento de los protocolos la diseminación del virus y apeló a la responsabilidad individual, en particular de los jóvenes, para evitar las reuniones sociales, que están prohibidas en Río Grande. “No podemos ingresar a cada domicilio”, aclaró, aunque sí puede concurrir la policía ante alguna denuncia. Todavía no se logra contener el contagio y se sigue con la investigación epidemiológica. Sumados los datos del fin de semana, incluidos los 13 casos de las Islas Malvinas, el total de casos positivos trepó a 349 en Tierra del Fuego. Río Grande registra 128 casos activos, y 60 la capital fueguina, en su mayoría concentrados en el buque pesquero y a la espera del alta. Tolhuin todavía no tiene ningún caso.

Río Grande.- La ministra de Salud Judith Di Giglio atribuyó al incumplimiento de los protocolos la diseminación del virus en particular en la zona norte, donde se confirmaron anoche 12 nuevos casos, sobre un total de 45 muestras procesadas, mientras en Ushuaia sobre 4 muestras procesadas, cero casos, y Tolhuin sigue sin casos positivos.

Cabe destacar que fue el gobierno provincial quien sostuvo la medida de flexibilización de la cuarentena, hasta pasado dos días del rebrote, esta medida seguía sosteniendo reuniones con diez personas, los centros deportivos y restaurantes continuaron abiertos.

Incluyendo los 13 de las Islas Malvinas, el total registrado llegó a 349 desde que se desató la pandemia, de los cuales 196 corresponden a Ushuaia, con un paciente fallecido y 60 casos activos en la actualidad. Río Grande registró 140 casos positivos totales, 12 de ellos recuperados y hay 128 que permanecen activos, 2 de ellos internados en sala general del Hospital Regional Río Grande.

Hay 125 casos en la ciudad de Río Grande con nexo confirmado y 3 donde todavía no se detectó el origen del contagio. En Ushuaia se concentra la mayoría en los 57 del buque pesquero y los restantes tienen nexo epidemiológico confirmado.

De acuerdo al último parte, queda 1 caso sospechoso en Ushuaia y 120 en Río Grande.

“El equipo sanitario está realizando un trabajo enorme. Estamos cruzando el pico de la pandemia en el país y esto se ve reflejado en todas las provincias. Por ahora tenemos una situación muy buena en el hospital y eso es lo que más tranquilidad nos da. No estamos en un colapso sanitario en este momento”, dijo la ministra Judith Di Giglio por Radio Universidad 93.5.

Aclaró que en Río Grande “no hay casos vinculados a un solo lugar, como Cantera como se está diciendo. El primer paciente diagnosticado fue una persona que trabaja en ese lugar y estamos realizando una investigación epidemiológica. Lo más probable es que no fuera el primer caso, porque hemos encontrado pacientes positivos con síntomas anteriores a esta persona”.

“El resto son todos casos de contactos estrechos con positivos. Todos estuvieron en diferentes situaciones, que puede ser una reunión social, un baby shower, un asado, y todos tienen nexo epidemiológico. Lo que está en investigación son dos pacientes, que serían los casos índices, que no quiere decir que sean los primeros pacientes, que son el bebé del Sanatorio Fueguino y este paciente de Cantera, pero todos tienen un nexo en común”, indicó.

Destacó que “en este momento tenemos muy poca demora en los resultados de las muestras. El laboratorio realiza un gran trabajo y es manual. El sábado se procesaron todas las muestras que se tomaron el jueves y viernes, porque todos los días enviamos muestras a las cuatro de la tarde y las que se toman posteriormente pasan al otro día, así que son más de cien muestras las que se procesaron el sábado y fueron muestras tomadas en las últimas 36 horas”.

Recordó que el hisopado “es una técnica de diagnóstico que no cambia ni el tratamiento ni los días de aislamiento que uno tiene que realizar. Lo más importante no es el hisopado sino el aislamiento, detectar los contactos de un positivo y realizar ese aislamiento”.

Detección domiciliaria

Respecto de la nueva modalidad adoptada en la capital fueguina, dijo que “estamos haciendo el hisopado en el domicilio, que tiene sus ventajas porque los pacientes son posibles positivos y no circulan. Lo implementamos más que nada para los pacientes que estudiamos por investigación epidemiológica, que son asintomáticos. Sabemos que los asintomáticos no deben ser hisopados, es lo que aconseja el Ministerio de Salud de la Nación. Se hisopan las personas con síntomas porque es cuando más posibilidades tenemos de tener un resultado positivo”.

En este caso “los pacientes que se hisopan de manera asintomática son contactos estrechos que sirven para la investigación epidemiológica. Esos hisopados los hemos realizado en los domicilios. Con las personas que no tengan síntomas o que sean leves, los continuaremos realizando de esta manera”, señaló.

El principal síntoma es la fiebre, “pero no siempre está. Para detectar rápidamente los positivos se aumentó la sensibilidad del muestreo y del caso sospechoso, esto quiere decir que estamos hisopando pacientes con un solo síntoma, que puede ser cefalea intensa, dolor de garganta, pérdida del olfato o del gusto y fiebre. Sólo con la presencia de un síntoma estamos hisopando pacientes”, dijo.

Insumos suficientes

La ministra garantizó que “tenemos reactivos suficientes y eso es lo más importante, por eso tuvimos esta capacidad de respuesta en estos días. Pasamos de no hacer ningún hisopado en la ciudad a hacer 60 u 80 por día, y los reactivos los tenemos. El Ministerio de Salud aconseja no hisopar a los contactos estrechos con síntomas, porque el diagnóstico se puede hacer de manera clínica, pero nosotros no lo estamos haciendo así, sino que estamos hisopando a todos los contactos estrechos que tengan un síntoma, porque no tenemos falta de insumos”.

“Todos los días se ve reflejado en el parte la cantidad de hisopados y esto cambia minuto a minuto. Hasta ahora se han realizado más de dos mil hisopados en la provincia, desde el comienzo de la pandemia”, precisó.

Testeos en fábricas

Consultada sobre la decisión de Mirgor de incorporar tests para hacer a sus empleados, dijo que se trabaja “con un contacto muy bueno con la industria, porque cada una tiene su equipo de medicina laboral. Los tests que va a realizar la industria son los tests rápidos, que no sirven para diagnóstico, sino para detectar posibles personas que ya tuvieron la enfermedad. Por supuesto sirve realizarlo en conjunto con el área de Epidemiología para tener una estrategia de cómo usar estos tests”.

“La persona que tenga algún síntoma debe llamar al 107 y allí se los direcciona a los operadores y, en caso de ser necesario, a un médico regulador del 107. Con un solo síntoma la persona debe llamar y ahí le indican los pasos a seguir. No se hisopan todas las personas con un solo síntoma, sino que se evalúa con un interrogatorio, pero por supuesto deben llamar”, pidió.

Reiteró que “el hisopado es simplemente un método diagnóstico y también se puede hacer el diagnóstico clínico, porque en este momento estamos cursando una pandemia. Si alguien tiene su marido con coronavirus y tiene síntomas, el hisopado no es necesario porque ya se sabe que esa persona tiene coronavirus”.

Intentando contener

La situación en Río Grande no está controlada todavía y “estamos en una fase de contención. Queremos detectar cada paciente, pero lo más importante es el aislamiento, quedarse en el domicilio si tiene síntomas y no ir a trabajar”.

No pudo precisar si estamos en el pico de contagio porque “no lo sabe siquiera el grupo de expertos que está informando al presidente. Algunos dicen que estamos en el pico y otros que estamos ingresando. Sabemos que estamos en una situación epidemiológica muy compleja en el país, sobre todo en la provincia de Buenos Aires”.

Esenciales sin cuarentena

También se le preguntó sobre las precauciones que se toman con las personas que ingresan a la provincia y explicó que los considerados esenciales no están obligados a hacer cuarentena. “Las personas que vienen y no tienen domicilio en Tierra del Fuego, que llegan para realizar un trabajo esencial, como el caso de los petroleros, los pesqueros, deben realizar la cuarentena en un hotel. Esto siempre fue así y va a seguir siendo así. Lo que se ha dispuesto es que toda la familia realice la cuarentena. Si viene uno de los hijos y la familia no está dispuesta a hacer la cuarentena, existe la posibilidad de reservarle un alojamiento. Esto fue tema de discusión el viernes en el COFESA, porque no existe un método que permita saber que una persona tiene o no el virus. Pedir la PCR, realizar el control de los síntomas, lo hicimos siempre, pero no garantiza que la persona no esté en período de incubación y luego desarrolle la enfermedad”, advirtió.

“La migración interna es imposible que no exista dentro de un país y ese es el motivo por el cual el virus se disemina por todo el mundo, porque circula con las personas. Es imposible frenar la migración interna y la circulación del virus. Si bien tenemos que implementar barreras sanitarias en las fronteras, lo más importante es el cumplimiento de las nuevas medidas. Nosotros estábamos en una fase de distanciamiento social, las personas tenían contacto estrecho con muchas personas, y es fundamental cumplir los protocolos, porque seguramente el primer caso ingresó por alguien que vino por tierra o por aire, pero la diseminación de los casos es una cadena de incumplimientos de protocolos, sin olvidar la alta transmisión del virus”, manifestó.

En cuanto al reclamo del gremio de Camioneros por los fleteros contratados a los que no se les hacía control, dijo que “hay un decreto nacional por el cual los transportistas quedan exceptuados de la cuarentena por ser trabajadores esenciales. Existen controles en la frontera de síntomas y declaración jurada y se trabaja en conjunto con Migraciones, con Aduana, con Gendarmería, con Sanidad de Fronteras, pero no existe un método diagnóstico que nos pueda asegurar que la persona no tiene el virus”.

“Esto pasa en todo el país y los transportistas tienen libre circulación, por el trabajo esencial que realizan. Lo que pedimos a los transportistas es que no estén en contacto con personas y que realicen el aislamiento en el lugar donde paren, ya sea en el mismo camión o en otro medio. No hay otra manera de poder controlar esto en el país, no es una cuestión de nuestra provincia. No podemos exigirles un aislamiento de 14 días en la provincia”, afirmó.

Tampoco están obligados a la cuarentena los trabajadores del petróleo, si bien Total dispuso en los últimos recambios un aislamiento de 7 días. “Tanto las pesqueras como los petroleros, al ser servicios esenciales, pueden no realizar la cuarentena. Quedan exceptuados, como lo hacemos con los médicos que ingresan a la provincia. Según lo que solicite cada empresa son las exigencias que tienen. Hemos tenido situaciones especiales con los pesqueros que no cambiaban las personas sino que, por ejemplo, venía un técnico a arreglar un circuito del buque, y tampoco realizaron cuarentena. Las personas que suben al barco sí deben realizar los 14 días de cuarentena. En el petróleo la mayoría de las veces realizaron los 14 días, y presentan un hisopado. La empresa Total realizó muchísimas veces los 14 días, en los últimos cambios de personas realizó 7 días un grupo, que son los pilotos de los helicópteros. Son muchas las excepciones pero son personas exceptuadas de la cuarentena por pertenecer a un servicio esencial”, insistió.

Arava dispuesto

Por otra parte, se le consultó sobre el rol de ARAVA y si está listo para volar en caso de necesitar insumos, para traerlos desde Río Gallegos. “El avión no está parado pero no lo hemos necesitado hasta el momento. Tenemos frecuencia de vuelos y, si no, tenemos que contratar aviones sanitarios por los médicos esenciales, sobre todo los terapistas infantiles. Lo hemos hecho los primeros meses, cuando no teníamos frecuencia de vuelos. No hablamos solamente de insumos sino de personas esenciales que deben cambiar su turno de trabajo cada 15 días en la provincia. Además hay insumos esenciales, como las drogas oncológicas, que se necesitan en cantidad. El ARAVA está disponible para llegar hasta la ciudad de Río Gallegos pero por ahora no lo hemos necesitado”, dijo.

Sin circulación comunitaria en Río Grande

Pese a la gran cantidad de casos, para la ministra no hay circulación comunitaria del virus en Río Grande: “Lo hemos discutido mucho y el hecho de tener circulación comunitaria no cambiaría en nada la situación ni la fase de distanciamiento. Hemos observado que son sólo tres personas los casos índices donde no pudimos determinar un nexo y estamos aún en la fase de contención. El área de Epidemiología aún está conteniendo la transmisión del virus, no estamos en fase de mitigación ni de transmisión comunitaria”, señaló.

“Tolhuin no tiene casos hasta el momento. En Ushuaia tenemos un conglomerado de personas, hay varias familias localizadas y todas tienen un nexo estrecho con personas que han venido a Río Grande, o de Río Grande que han ido a Ushuaia”, apuntó.

Los casos del buque pesquero están esperando el alta “y todos están asintomáticos. Ya cursaron la enfermedad y simplemente esperamos el alta de laboratorio”.

Vuelo aplazado

La ministra aclaró también que no se suspendió el vuelo del sábado sino que se pospuso. “Se pidió el cambio del vuelo del 25 para el 28. Los vuelos de agosto ya están pedidos por el gobernador y están las fechas disponibles en el sitio de Aerolíneas como vuelos humanitarios”, dijo.

Los que llegan “no todos tienen domicilio en la provincia porque en estos vuelos vienen los médicos, los técnicos, personas que trabajan en la pesca, en el petróleo, y no tienen domicilio en la provincia. Los vuelos son autorizados por la ANAC, que autoriza vuelos humanitarios. La venta de los pasajes la hace Aerolíneas y deben tener domicilio en Tierra del Fuego o pedir un permiso especial a la Casa Tierra del Fuego. Las excepciones las brinda la Casa Tierra del Fuego y la cuarentena la hacen después de venir a Tierra del Fuego, no antes”, indicó.

Se le preguntó si no es conveniente suspender los vuelos de estudiantes, como hizo Chubut, y señaló que el viernes participó de la reunión del COFESA “y somos la provincia más restrictiva respecto del ingreso de las personas. Chubut no tiene vuelos porque tiene el ingreso por vía terrestre. Por la provincia de Santa Fe, por ejemplo, pasan 5 mil vehículos diarios y camiones. Ellos tienen ingresos y fronteras muy grandes por vía terrestre. Nosotros podemos controlar mucho más. Pedimos PCR a todas las personas que no tengan domicilio acá y son de servicios esenciales para poder subir al avión, pero esto lo desaconseja el Ministerio nacional, porque es una técnica mal aplicada y satura los laboratorios, que en Buenos Aires están teniendo cinco días de demora. La PCR es una foto del momento y no garantiza que la persona no tenga la enfermedad”, sostuvo.

“No se justifica la fase 1”

Por último se le preguntó sobre la decisión del Municipio de Ushuaia de volver a fase 1 y aseguró que no está justificada. “Esa es una decisión del municipio, no corresponde a una decisión de la provincia. El municipio cerró sus puertas y regresó a fase 1 no por decisión de la autoridad sanitaria. Como cualquier institución tiene la posibilidad de actuar dentro de su ámbito, pero no hay una situación epidemiológica que avale esta decisión”, expresó.

“Como personal técnico, no me corresponde entrar en disputas políticas. Técnicamente no hay indicación para volver a fase 1 en Ushuaia y no hay una situación epidemiológica que pueda hacernos pensar eso. En la ciudad de Buenos Aires con 1.400 casos los comercios están abiertos”, comparó.

Tampoco hay prohibición de encuentros sociales en Ushuaia y en Tolhuin, a diferencia de Río Grande. En materia de controles en la zona norte, aclaró que depende de la responsabilidad individual. “No está prohibida la circulación de las personas, pero si un vecino llama por supuesto se puede controlar. Nosotros no podemos ingresar en la casa de las personas y apelamos a la responsabilidad de cada uno. No podemos tener un policía en cada domicilio para controlar que no haya encuentro social. Entiendo que a los jóvenes se les hace muy difícil, porque son los que no presentan síntomas pero transmiten la enfermedad. Es muy importante que por estos días respeten el aislamiento”, concluyó.

Deja un comentario