La Justicia hizo lugar a un amparo presentado por los trabajadores y los 22 compañeros que habían sido cesanteados por la toma de la planta, seguirán a resguardo de sus puestos de trabajo junto al resto de sus compañeros.

Los trabajadores de la electrónica Ambassador Fueguina que desde hace 42 días permanecen en resguardo de sus puestos de trabajo, fueron notificados ayer de la decisión del juez Marcelo Magnano de hacer lugar a la medida cautelar peticionada por los trabajadores y en consecuencia decretar la suspensión de los despidos de 22 trabajadores dispuestos por la empresa.

El apoderado de Ambassador había denunciado a los 22 empleados argumentando supuestos delitos penales a la hora de reingresar a la planta, sin embargo, la jueza Maria Cristina Barrionuevo consideró que no había delito alguno e incluso manifestó que la injerencia en esta clase de hechos entorpecería el normal derecho constitucional.

Heber Frau, en representación de los trabajadores de Ambassador que desde hace 10 meses no cobran sus salarios dijo que esta medida trae un alivio a las familias.

“Estamos esperanzados que esta semana se pueda resolver. Nosotros seguimos muy fuertes. Convencidos de que las decisiones que fuimos tomando fueron con responsabilidad y pensando siempre en no dejar nuestros puestos de trabajo”, afirmó.

“Sabemos que hay negociaciones en curso. Confiamos en la palabra del Gobernador que dijo que tomaría las medidas necesarias para reactivar la industria con los trabajadores en su planta”, recordó.

“Seguimos pidiendo al ejecutivo que nos ayude a que se pueda trabajar cuanto antes. Nuestro reclamo fue siempre transparente, legítimo y acabamos todas las instancias. Con todo ello aún la patronal no diálogo con nosotros. Sabemos que esto se va a dar”, concluyó.

Artículos Relacionados

Deja un comentario