La legisladora del Partido Verde elevó un pedido al Gobernador para que se extremen los cuidados del personal que está prestando servicios, tanto del ámbito público como privado, y se los capacite sobre cómo proceder al regresar a sus hogares, para que su familia también esté a resguardo. Consideró que el índice de contagios es alto en Tierra del Fuego con relación a sus habitantes, e instó a la reflexión de los ciudadanos, para no salir “si no es imprescindible”.

Río Grande.- La legisladora Victoria Vuoto (Partido Verde) alertó sobre el alto índice de contagio en Tierra del Fuego con relación a sus habitantes, por lo que estimó que se deben extremas las medidas de seguridad, en especial para quienes están prestando servicios en el ámbito público y privado.

“Estamos en una situación totalmente inesperada, sin embargo a nivel nacional se han tomado medidas absolutamente necesarias para cuidar la vida de todos. Nuestro país se ha adelantado a los efectos de la pandemia, y de hecho fue seleccionado entre los 10 países para trabajar con el fin de encontrar la cura al virus. Las cosas se están haciendo bien en términos sanitarios para reducir el contagio”, dijo por FM Master’s.

No obstante observó que “Tierra del Fuego tiene un índice alto de casos positivos y eso nos obliga a reflexionar para cumplir con el aislamiento, no buscar excusas para salir cuando no es indispensable. Es importante que acompañemos la decisión del aislamiento para cuidarnos y cuidar a los otros, sobre todo a los que continúan prestando servicios, como los trabajadores públicos, los trabajadores de la sanidad, los bomberos voluntarios, las fuerzas de seguridad, defensa civil, y trabajadores privados que cumplen un rol esencial para la provisión de alimentos, medicamentos, recolección de residuos, transporte. Hay que cuidar la salud de todos ellos y hay que salir de casa lo menos posible”, pidió.

Dio a conocer la solicitud al Gobernador para “que se refuercen los mecanismos para cuidar a todas estas personas que en definitiva están cuidando a toda la sociedad, y que se les provea de los elementos de protección y capacitación sobre los cuidados que deben tener al regresar a sus hogares, para que su familia también esté segura”.

Por otra parte, se la consultó sobre las medidas que anunció el gobernador Melella, y vio con agrado que haya tomado varias de las propuestas que elevaron: “Nosotros le presentamos al gobernador 32 propuestas para acompañar a los vecinos de la provincia, tanto en términos económicos como sociales. La violencia de género se recrudece ante el aislamiento y se puede profundizar la violencia familiar. Hay complicaciones de salud mental porque no es fácil el aislamiento, y debemos reforzar esos servicios para acompañar a la población. De las 32 medidas, 22 fueron económicas y el gobernador anuncio 12. Entendemos que es positivo y hay una apertura del gobierno al tomar las propuestas que presentamos. También creemos que quedamos a mitad de camino, porque estas medidas tienen como protagonista al BTF y a la AREF como ente recaudador. Falta un aporte extraordinario del Estado para acompañar de fondo a los sectores más perjudicados con este aislamiento, que son los trabajadores independientes, los choferes de taxis y remises, los que trabajan en distintos oficios como gasistas, plomeros, y toda la economía informal que no tiene una relación de dependencia. Hoy no tienen ningún ingreso y es importante poder avanzar con una transferencia directa a estos sectores”, planteó.

“Está bien que se haya contemplado a los empleados de la construcción, pero no está el resto de las actividades, y hay sectores donde no llegan los 10 mil pesos del gobierno nacional. Creo que esto se resuelve con un diálogo con todos los sectores involucrados para consensuar las mejores medidas a tomar”, manifestó.

Asimismo, expuso una alta demanda de asistencia en los municipios. “Es impresionante cómo está creciendo la demanda. Sabíamos que una medida de aislamiento debía ir acompañada de medidas económicas y sociales. La demanda de asistencia alimentaria creció en toda la provincia y es fundamental reforzar las ayudas sociales, con un bono extraordinario para los PEL, los RUPE, garantizar las necesidades nutricionales y preservar módulos alimentarios para la nueva demanda. Nosotros proponíamos un bono extraordinario de 6 mil pesos porque un REDSOL cobra 4 mil pesos al mes, para garantizar necesidades nutricionales”, explicó.

“Los municipios están haciendo un esfuerzo enorme y nosotros también estamos recibiendo demandas permanentemente. Nos hemos puesto a disposición para complementar el trabajo que hace el municipio, porque hay que contener a una población que necesita cuidados. Tenemos adultos mayores que no tienen que salir de sus hogares y también tenemos madres solteras que no tienen con quién dejar a sus hijos cuando van a hacer las compras. Hay quienes no requieren acompañamiento en términos de recursos, sino de acompañamiento para hacer estos trámites, así que estuvimos diseñando algunos dispositivos para colaborar con esto”, informó.

Respecto de la posibilidad de convocar a una sesión de la Legislatura para brindar alguna herramienta al Ejecutivo, estimó que en el marco de un presupuesto reconducido “no hace falta que la Legislatura sesione para autorizar ningún gasto extraordinario, porque las herramientas están dentro de los recursos que ya maneja el Estado provincial. No encuentro justificativo para que la Legislatura tenga que sesionar. Si alguien evalúa otra situación, será materia de análisis. Nosotros nos hemos puesto a disposición del gobernador desde el primer día, cuando ya empezaba a avanzar en el mundo esta pandemia”, aseguró.

Finalmente instó “a la convocatoria al consejo económico y social, como un espacio plural para tener un diálogo maduro”.

(Provincia 23)

Artículos Relacionados

Deja un comentario