Desde las Organizaciones Estudiantiles de la UNTDF queremos manifestar nuestro repudio e indignación hacia las expresiones y acciones tomadas por el sector de HACER PLURAL, encabezado por el Sr. Daniel Fernández.


Consideramos fundamental entender que jugar con las reglas de la democracia implica saber perder y respetar dichas reglas inclusive cuando no resultan en beneficio propio.


El Artículo N°18 del Régimen Electoral de la UNTDF, dice expresamente que “todos los candidatos y el apoderado general deberán estar inscriptos en el padrón respectivo”. Dicha norma está vigente desde el año 2015 sin objeciones por parte de ningún sector. No obstante, una vez iniciado el período electoral y apenas unas semanas antes de la presentación de listas, la Alianza Hacer Plural solicitó a la Junta Electoral, el 15 de agosto, que el apoderado general pueda ser de cualquier claustro, solicitud que fue formalmente rechazada al día siguiente, dado que el Artículo N°18 es claro al respecto y que las reglas de juego no se pueden cambiarse una vez iniciado éste.

Aún así, cuando llegó el momento de la presentación de listas, la Alianza Hacer Plural impuso sus reglas de juego designando como apoderado de todas sus listas a una única persona que no cumple con el Artículo N°18. Las firmas fueron certificadas por miembros de la Junta Electoral afines a la Alianza Hacer Plural, en un claro intento de pasar por alto el reglamento electoral.

Llegado el momento, se presentaron pedidos de impugnación sobre la totalidad de las listas, tanto oficialistas como opositoras. La Alianza Hacer Plural pidió que se impugnen varias listas, incluidas las estudiantiles de diversas agrupaciones, con lo cual la pregunta que todos deberíamos hacernos es ¿este sector hubiera hablado de “proscripción” si se hubieran caído las listas que ellos mismos se encargaron de impugnar? ¿o en ese caso hubiera sido un ejercicio democrático?

Pero este no es el único caso en el que la Alianza Hacer Plural juzga con doble vara.

1) Cuando los estudiantes nos movilizamos para exigir que la Junta Electoral ampliara el padrón electoral, dado que excluía a más de mil estudiantes que cumplían con los requisitos estatutarios, el sector hoy victimizado sostuvo dogmáticamente que la Junta Electoral era el órgano máximo y que no se podía discutir ninguna decisión allí tomada. Ni el Consejo Superior, ni el rector, ni nadie. Ganaron esa discusión, y los estudiantes no apelamos a la Justicia Federal por respeto a la autonomía universitaria y a la democracia. Pero en cambio ellos, cuando por una vez la decisión de la Junta Electoral no les es favorable deciden desconocer su institucionalidad.

2) Durante años han sido el sector que reivindicaba por sobre cualquier objetivo el “respeto” de las formas institucionales. Cuando se discutían las becas estudiantiles, las residencias y otros proyectos de inclusión, les importaba más que no se esté faltando a ninguno punto y coma del reglamento, que si había estudiantes sin comer. No obstante, en esta ocasión, decidieron ignorar el Artículo N°18 del Régimen Electoral y la Autonomía Universitaria dispuesta en la Ley Nacional de Educación Superior 24.521/95.

Pese a que los mismos consejeros de Hacer Plural votaron la conformación de la Junta Electoral designando actores propios en ella, hoy eligen desconocerla y apelar a la Justicia Federal sin siquiera pasar por la instancia de apelar al Área de Asuntos Jurídicos de la UNTDF.

3) Cuando de democracia y juegos limpios se trata, vale recordar que este mismo sector realizó impugnaciones a todas las listas estudiantiles con información fraudulenta, filtrando información confidencial protegida por la Ley Nacional 25.326/00 de Protección de Datos Personales.

Frente a este delito federal, el sector que interviene la Universidad en nombre de la democracia no dijo nada. Nuevamente nos preguntamos: ¿si se hubiera hecho lugar a esas impugnaciones, hubieran hablado de proscripción?

4) Hace tan sólo unos meses, uno de los docentes consejeros de la Alianza Hacer Plural, Alejandro Valenzuela, presentó un proyecto en el Consejo Superior para prohibir las expresiones políticas partidarias dentro de la Universidad (desconociendo las convenciones internacionales de Derechos Humanos, la Constitución Nacional, la Ley Nacional de Educación Superior y el mismo estatuto de la UNTDF). ¿Acaso en ese momento no reivindicaban la democracia, la pluralidad y la libertad de expresión?

5) Tampoco se pronunciaron por la persecusión política que hemos estado sufriendo los estudiantes que participamos y militamos en la Universidad, cuando aparecemos en expedientes o recibimos amenazas indirectas por parte de la Alianza Hacer Plural. Ni cuando el actual Sr. Rector recibió una amenaza de muerte por parte de una autoridad de un sindicato docente, o cuando los actuales funcionarios públicos recibieron ataques anónimos en sus casas y bienes personales.

Por todo ello, entendemos que este sector -que representa el ala elitista y conservadora de la UNTDF y que era la privilegiada del poder en la UNPSJB antes de la creación de nuestra Universidad y durante la gestión unipersonal del rector Domecq- busca sostener esos privilegios que, gracias a la democracia y autonomía universitaria, les han sido arrebatados luego del 2015.


Resulta claro que, para la Alianza Hacer Plural, todos los demás son dictadores autoritarios cuando la democracia no sirve a sus propios intereses y privilegios.

Finalmente, consideramos que la apelación a la Justicia Federal representa no sólo una intervención al proceso electoral de nuestra Casa de Altos Estudios, sino también un antecedente que abre las puertas a posibles intervenciones a futuro. ¿Será que Daniel Fernández busca ser el nuevo interventor de la UNTDF? Violar la autonomía universitaria, que costó más de un siglo de lucha, sangre y dictaduras militares, sólo porque es la última opción que le queda a un sector al que no le cierran los números para proclamarse ganador en las elecciones que deberían tener lugar este 5 y 6 de noviembre, es la antítesis de la democracia. Es golpismo.

Firman: Agrupación Megafón, Frente Universitario, Agrupación La Reforma y Agrupación Los Nadies.

Deja un comentario