Río Grande. El Intendente Martín Pérez se dirigió a los ediles de la ciudad en la apertura de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, en un acto llevado a cabo en la Casa de la Cultura Municipal.

En este sentido, el presidente del Consejo Departamental del Partido Justicialista de Río Grande, Jonatan Bogado, se refirió a las palabras del intendente Pérez y refirió: “Es una tranquilidad que un peronista gobierne la ciudad en este contexto que nos toca vivir. Nuestra cosmovisión pone a la salud pública en primer plano y naturalmente trae consigo los conceptos de Patria, comunidad y sociedad”.

Mientras todos pensaban en el centenario de la ciudad, la pandemia y el posterior confinamiento obligó al Intendente de la ciudad a reorganizar el plan de gobierno que tenía proyectado y que lo había llevado al triunfo electoral en 2019.

“Sinceramente es un orgullo que los Riograndenses hayan elegido a un peronista para que gobierne la ciudad en el año de su centenario, luego de 28 años de gobiernos radicales. Eso significa un gran reconocimiento y una gran responsabilidad”. sentenció Bogado.

Respecto a las políticas llevadas adelante por la gestión de Pérez, el dirigente peronista resaltó principalmente los 340 MILLONES DE PESOS que se invirtieron en el sistema de salud municipal. (Un 50% más que el año anterior).

En ese sentido, recordó la creación del Centro Municipal de Cuidados para Pacientes con Covid-19, la compra de insumos a China, barbijos, respiradores artificiales y un termoreciclador para procesamiento de hisopados por técnica PCR.

Entusiasmado, Bogado resaltó que: “A partir de esa decisión estratégica se pudo poner en funcionamiento el Laboratorio de Biología Molecular Municipal, que permitió procesar y obtener el resultado de 12.000 hisopados ”.

Cabe recordar que en un primer momento todos los hisopados eran procesados en la ciudad de Ushuaia, trayendo serias dificultades y demoras en los resultados que afectaban las políticas de prevención que requería el contexto de pandemia.

Por último, el presidente del PJ de Río Grande, se refirió a la cuestión económica del Municipio y remarcó que durante el año 2020 el Intendente no solo se tuvo que preocupar de la pandemia, sino también de cancelar la deuda de más de 500 millones heredada de la gestión anterior.

Cabe destacar que en el discurso el intendente remarcó que la deuda de coparticipación en tan solo un año alcanzó niveles históricos creciendo un 125%. Es decir que de los $200 millones adeudados al inicio de la gestión del Intendente Pérez, se pasó a los $450 millones actualmente.

Sin lugar a duda el intendente Pérez tuvo que hacer un gran esfuerzo para mantener en funcionamiento el municipio y sus servicios básicos. Un año después se puede afirmar que sin dudas se logró pese a todos los pronósticos en contra.  

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: