La empresa Carrier, fabricante de equipos de “aire acondicionado”, hace dos semanas que le niega el ingreso a un Delegado gremial perteneciente a la UOM seccional Río Grande. El gremio montó una carpa al ingreso de la planta fabril.

“A mí no me dejan ejercer mi representación gremial, así que estamos con todo el apoyo de la Comisión Directiva y con el secretario General de la UOM, Oscar Martínez, armando la carpa y vamos a ver cómo termina este tema”, señaló Leo Vargas, el Delegado en cuestión y acotó, “hace dos semanas empezó esto, la empresa me mandó una carta documento impidiéndome la entrada a la planta hasta que se termine una investigación interna. Una investigación interna que supuestamente era de ética de la empresa, pero todo apuntó alrededor de la opinión de gente de la empresa, de la jefatura, así que de ética no tenía nada”.

El Delegado remarcó, “no hay muchas vueltas que darle, lo único que quiero es volver a mi puesto de trabajo y que esta situación se defina dentro de la planta, como tiene que ser”.

“La empresa está en una postura fija, quieren que renuncie, así que vamos ver cómo se desarrolla este tema. Tenemos el apoyo de los compañeros y por ahora no hay mucho más que decir, la voy a pelear a muerte porque no voy a dejar mi puesto de trabajo y haremos lo que tengamos que hacer”, concluyó Leo Vargas.

(red23.com.ar)

Artículos Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: